La región de Magallanes ha sido una de las zonas del país que ha vivido fuertemente la pandemia del Covid-19, registrando hasta el día de ayer (jueves 28 de mayo) un total de 1.040 casos confirmados, sumando 18 personas fallecidas en los últimos meses a causa del virus. A pesar de la contingencia, los salmonicultores de la zona continúan operando, a un menor ritmo, pero sin grandes sobresaltos.

Así lo planteó el presidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, Carlos Odebret, quien explicó a AQUA que “la coordinación público-privada ha permitido mantener una operación relativamente estable; no puedo decir que equivalente a cómo siempre ha sido, por todas las restricciones de transporte que se han puesto –muy necesarias–, pero se ha mantenido estable, sin mayores contratiempos”.

Desde el punto de vista de la producción, el ejecutivo comentó que “las cosechas se han retrasado un poco, pero se mantienen, lo que ha permitido mantener también el empleo”. En ese sentido, precisó que en la zona no han tenido situaciones de despido, lo que se espera no tenga variaciones.

“Es más, en unas semanas más se abrirá una nueva planta de proceso en Magallanes, que ofrecerá un empleo inicial de 100 personas. Hay inversiones por US$ 270 millones aproximadamente para los próximos dos años, las cuales esperamos que se puedan materializar y se pueda continuar ofreciendo empleo en un período que, sin duda, será complejo para la zona debido a las características de su matriz productiva muy concentrada en el turismo (que se verá muy afectado en los próximos meses)”, sostuvo Carlos Odebret. Añadió que “esperamos que la industria pueda ser útil para ayudar a superar las dificultades que vendrán próximamente”.

En cuanto a mercados, el representante de los salmonicultores de Magallanes comentó que, ciertamente, la situación está complicada. “En los mercados de destino, la gente no está saliendo a comer a los restaurantes, de modo que la demanda ha caído significativamente y también los precios”.

Pero a pesar de las dificultades, el representante gremial destacó que hoy la industria está preocupada, principalmente, de las personas. “El foco está puesto en los trabajadores que laboran en los centros de cultivo y las plantas de proceso. Esta industria ha sido considerada dentro de las actividades esenciales para la zona y, por lo tanto, hemos podido mantener la operación, pero muy concentrados en que las personas que viajan desde otras regiones hasta Magallanes no representen un riesgo”. Para ello, las empresas han estado realizando a sus trabajadores exámenes de Covid-19 previos a los viajes. Además, las personas se están moviendo en transportes exclusivos. En cuanto a quienes viven en la región, se han implementado medidas de distanciamiento social y una reducción en los turnos de trabajo, con el fin de minimizar al máximo las posibilidades de contagio.

Actividad relevante para la economía regional

Los salmonicultores de Magallanes también han estado atentos a las necesidades de la comunidad. Este miércoles 27 de mayo, por ejemplo, cinco empresas del gremio – Australis Mar, BluRiver, Cermaq, Multiexport Foods y Nova Austral– hicieron entrega de un robot (MagEx Starlet) que permitirá agilizar de manera importante la toma de exámenes de Covid-19 en la zona.

El intendente de la región de Magallanes, José Fernández, agradeció el apoyo recibido por parte de los productores de salmónidos. También destacó, consultado por AQUA, que “la  industria acuícola es muy importante dentro de las actividades económicas de la región. De hecho, representa el 20% del PIB regional, por lo cual es un pilar fundamental y es por eso que se le han dado las facilidades necesarias para que pueda seguir operando”.

La máxima autoridad regional reconoció que si la salmonicultura tuviera que detener sus faenas en el extremo sur, sería una situación compleja desde el punto de vista económico y social. Por eso, se ha permitido que la actividad continúe con sus labores “tomando todas las medidas necesarias y estrictos protocolos que han sido conversados con la industria. Hay que destacar el ánimo colaborativo que ellos han tenido para poder, en conjunto con la autoridad sanitaria, establecer la forma en que pueden seguir trabajando. Han estado cumpliendo y quisiera felicitarlos por eso”, concluyó.

Fotografía principal: Cermaq

Fotografía interior: Asociación Salmonicultores de Magallanes