La compleja situación de salud y económica que se está viviendo en Chile y el mundo a causa del Covid-19, ha repercutido en que los gremios del sector pesquero del país comiencen a tomar medidas en conjunto que permitan generar beneficios y cadenas de valor que incluyan tanto a pescadores artesanales como industriales, permitiéndoles romper prejuicios y permitir una mejor convivencia entre sectores.

En este sentido, diversos acordaron desarrollar un trabajo conjunto con la finalidad de fortalecer el sector pesquero de la Región de Coquimbo y generar ingresos, empleos y fortalecimiento de la economía. Ello, a través de la inédita conformación de una nueva institucionalidad, denominada Integración Pesquera de la Cuarta Región. 

Dentro de los gremios que son parte de esta iniciativa colaborativa destaca la Federación de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores Independientes III y IV Región (Fepemach  F.G.), la Federación de Asociaciones Gremiales de Pescadores, Buzos Mariscadores y Trabajadores del Mar Independientes de la Provincia del Elqui; la Asociación Funcional de Pescadores Unidos de La Higuera; y la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de Coquimbo (AIP).

Durante décadas los sectores industrial y artesanal han compartido el mismo amor y dependencia del mar y sus productos, pero también durante años han mirado con desconfianza y  competido por un espacio y una pesca común. En esta línea, desde la Integración Pesquera destacan que esas son “diferencias que hoy queremos dejar de lado  y avanzar juntos en muchos proyectos de colaboración que no sólo son necesarios, sino que una obligación para  generar ingresos, empleos y el desarrollo de un sinnúmero de actividades económicas derivadas de la pesca que distinguen y fortalecen a nuestra región, aportando al turismo, la gastronomía, el transporte y el comercio”.

“Estamos conscientes de que décadas de desconfianza complejizan la construcción de una institucionalidad privada, pero, con nuestro firme compromiso y el apoyo del sector público, diseñaremos, en primer lugar, una institucionalidad participativa, y luego un proyecto que nos permita aprovechar más y mejor nuestros recursos pesqueros artesanales e industriales y así crecer y abastecer los mercados regionales, nacionales e internacionales.  Hemos tomado la decisión de dar este paso y generar espacio para la construcción de alianzas que aprovechen la experiencia y las ventajas de ambos sectores para buscar en conjunto las oportunidades que el mundo nos ofrece al reunir nuestras particularidades. Seremos una sola voz y enfrentaremos los problemas y soluciones, con la fortaleza de nuestra unión”, enfatizaron desde la nueva agrupación.

LEA>>[OPINIÓN] La pesca artesanal no puede parar