A casi un año de la oficialización de la institución como un ente público centralizado, se llevó a cabo la primera cuenta para mostrar a la ciudadanía el trabajo efectuado luego que ProChile se transformara en un servicio público.

En la revisión, el director general de la institución, Jorge O’Ryan, destacó los principales hitos conseguidos durante el año 2019, la reorganización de la red externa, el fortalecimiento de la red nacional y la implementación del ProChile 3.0., cuyo eje central fue la gestión con foco en las pymes exportadoras (pymes) y en las necesidades que presentan.

“Este fue el objetivo que forjamos en 2018, hacer un cambio, un servicio más ágil, más dinámico, más cercano a la gente y más eficiente, permitiéndonos desarrollar gran parte de esas ideas durante 2019 que hoy tienen impacto en nuestra economía, en el empleo”, comentó la autoridad de la agencia de promoción de exportaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrel).

Luego, dijo que el 2019 fue el año de la implementación de la nueva estrategia ProChile 3.0, definida en 2018, sobre la base de una gestión eficiente al servicio de los clientes. La estrategia puso foco en las pequeñas y medianas empresas exportadoras, en la internacionalización de la oferta innovadora y con valor agregado, con miras a seguir diversificando la oferta chilena, también buscando nuevos canales de comercialización y el incentivo al e-commerce transfronterizo.

LE PUEDE INTERESAR >> Eduardo Goycoolea: “El e-commerce va a ser el mercado del futuro en China”

El año pasado la institución trabajó con un 7% más de exportadores que en 2018, y con un 24% más de empresas exportadoras pequeñas y medianas, cumpliendo así uno de sus propósitos estratégicos.

Además, se produjo la reestructuración de la red externa. Tras la aplicación de una metodología para evaluar la pertinencia de la ubicación de una oficina o representación comercial de ProChile en el exterior y buscando ser más eficiente en el uso de los recursos y en la entrega de servicios a los exportadores. Hoy, la red externa de la institución cuenta con 56 oficinas comerciales con presencia en 49 mercados, permitiendo acceder a 5.159 millones de personas, el 70% de la población mundial, con un PIB per cápita promedio de US$ 24.200.

A esto se sumó que la red nacional, compuesta por 16 oficinas regionales, pasaron a agruparse en cuatro macrozonas: Norte, Centro Norte, Centro Sur y Sur, con el fin de facilitar la coordinación y la implementación de estrategias comunes en regiones de características exportadoras similares. Cada una de las oficinas tuvo como desafío fortalecer su trabajo en terreno para identificar de mejor forma la oferta exportable de bienes y servicios, solicitándoles también transformar a la institución en un actor relevante en el ecosistema empresarial y exportador ante los gobiernos regionales.

Este primer año de ProChile como servicio público estuvo marcado por importantes desafíos, el estallido social del pasado octubre impactó en forma importante en los exportadores, por lo que la institución decidió ir en su ayuda con un paquete de medidas que incluyeron mesas de trabajo público-privadas, simplificación de trámites para exportadores, asesorías comerciales, convenios logísticos y acercamiento entre empresarios e importadores de todo el mundo. Estas medidas se replicaron a principio de este año con el avance del Covid-19 en el extranjero, por lo que ProChile desarrolló dos mesas de trabajo, sumándose además la realización de rueda de negocios virtuales, asesorías, talleres de mercado y capacitaciones.

“Estamos trabajando en la contingencia, apoyando a nuestro país, apoyando a las empresas, a las familias que dependen de esas empresas y sus puestos de trabajo para morigerar el impacto en nuestras exportaciones”, agregó O’Ryan.

Si desea conocer más detalles de la primera cuenta pública, comentar y opinar, acceda a la página web de ProChile