A pesar de la contingencia, marcada por la pandemia del Covid-19 (coronavirus), los miembros de la Global Salmon Initiative (GSI) –AquaChile, Australis Seafoods, Bakkafrost, Blumar, Cermaq, Grieg Seafood, Mowi, Multiexport Foods, New Zealand King Salmon, Nova Sea, Salmones Austral, Salmones Camanchaca, Tassal y Ventisqueros– continúan trabajando para avanzar en una producción de salmónidos de alto estándar y con un claro enfoque de sustentabilidad.

Así lo aseguró la directora ejecutiva (CEO, por su sigla en inglés) del GSI, Sophie Ryan, quien –en entrevista con AQUA– manifestó que el grupo continúa concentrado en avanzar en las metas que se propuso desde su formación, en 2012, y que tienen que ver con certificar la totalidad de sus centros de cultivo bajo el sello Aquaculture Stewardship Council (ASC), avanzar en alimentos más sostenibles y transparentar los datos ambientales a través del Informe de Sustentabilidad del conglomerado.

LEA >> ASC explica la nueva revisión a su estándar de salmón y por qué es importante

“Hemos optado por mantener nuestras áreas de trabajo muy enfocadas en que se puedan apreciar cambios reales. No obstante, tenemos un mandato inspirado en un progreso continuo, de modo que mientras se van produciendo cambios, todavía hay más aspectos en los que podemos mejorar”, expresó la ejecutiva.

LEA >> Industria del salmón: Impulsando una operación más amigable con el medio ambiente

La representante del GSI también celebró los avances que se han dado, los últimos años, en el consumo de antimicrobianos al interior del conglomerado. “En la publicación del Informe de Sustentabilidad de GSI de este año, nos complace mostrar una reducción del 50% en el uso de antibióticos desde 2013 a la fecha. Si bien hay mucho más por hacer, esto demuestra un progreso significativo que va en la dirección correcta”, subrayó.

LEA >> [EN-ES] GSI: Empresas reducen en un 50% el uso de antibióticos en los últimos siete años

Explicó que, dentro del grupo de trabajo de bioseguridad del GSI, hay un fuerte enfoque en el intercambio de información sobre mejores prácticas, así como apoyo en investigación y desarrollo (I+D), lo que, junto con una mejor administración de los antibióticos, está impulsando la continua disminución. “Hemos visto que, cuando tienes a las mejores mentes alrededor de una mesa compartiendo desafíos y discutiendo sobre buenas prácticas, hay una mayor capacidad de identificar los enfoques correctos”, manifestó.

LEA >> Sernapesca: “La reducción del uso de antimicrobianos en la salmonicultura es un objetivo primordial”

En cuanto al actual panorama de la industria del salmón a nivel global, a causa del coronavirus, la profesional expuso que “nadie podría haber previsto tanto el Covid-19 como el impacto que está teniendo la situación. Pero debido a que existe una disponibilidad generalizada durante todo el año, las personas de todo el mundo podrán seguir disfrutando el salmón. La industria está trabajando arduamente para mantener un alto estándar y adaptarse a las situaciones cambiantes”, añadió.

Y precisó que, a diferencia de  muchas otras cadenas de suministro de alimentos, la disponibilidad de salmón de cultivo se ha mantenido segura y constante en todo el globo. Sin embargo, “a medida que nos centramos en superar los desafíos de cada día, será importante también que no ignoremos nuestros esfuerzos en materia de sostenibilidad. Dentro del GSI ya comenzamos a mirar hacia adelante, tratando de vislumbrar cómo este nuevo panorama implicará cambios en la industria. Queremos ver cómo podemos aprender de todo esto para volvernos más resistentes hacia el futuro y garantizar así que el salmón de cultivo continúe estando presente como un producto saludable, seguro, sostenible y accesible”.

Lea la entrevista completa a Sophie Ryan en nuestra próxima edición de revista AQUA.