Durante la tarde de este jueves 18 de junio, funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de la Oficina Ancud, en la provincia de Chiloé, región de Los Lagos, detectaron movimientos sospechosos afuera de una bodega particular ubicada en el sector Pudeto, por lo que se contactaron con personal de la Capitanía de Puerto de Ancud para coordinar una fiscalización conjunta.

En el operativo descubrieron un total de 11.867 kilos (kg) de diferentes recursos cuyos responsables no contaban con la documentación para acreditar el origen legal de estos.

En específico, tenían en su poder 4.200 kg de chorito, 2.880 de choro, 1.500 kg de cholga, 1.400 kg de merluza del sur, 750 kg de erizo, 600 kg de pejegallo, 450 kg de pulpo del sur y 87 kg de ostra chilena.

Tras el operativo, los funcionarios incautaron el total de los recursos, quedando estos en poder del infractor, además de cursar las citaciones correspondientes al Juzgado de Letras de Ancud.

El director regional del Sernapesca Los Lagos, Eduardo Aguilera, aseguró que se harán todos los esfuerzos para resguardar la actividad de las y los 33 mil pescadores artesanales de la región, combatiendo así la pesca ilegal.

“Vamos a hacer esfuerzos redoblados en este periodo de pandemia, de modo de proteger y cautelar la actividad de los pescadores artesanales formalmente inscritos y que realizan su actividad dentro del margen legal”, enfatizó Aguilera.

LE PUEDE INTERESAR >> Sernapesca avanza en la implementación de la Ley de Caletas en la región de Los Lagos

A su vez, afirmó que apoyarán la actividad de las mujeres y hombres de mar, “persiguiendo todas las acciones que son desarrolladas por personas ajenas al sector y que producen un grave daño a la sustentabilidad de la pesca artesanal”.