Julia Saravia estudió Licenciatura en Genética en la Universidad Nacional de Misiones de Argentina. Tras finalizar sus estudios se trasladó hasta la ciudad de Valdivia, en la región de Los Ríos, desde donde detalló su experiencia en el programa de Doctorado en Ciencias de la Acuicultura de la Universidad Austral de Chile (UACh).

“Mi tesis de pregrado la hice en la Universidad Pierre et Marie Curie en París, y posteriormente me mudé a Valdivia para trabajar como asistente de investigación en diversos proyectos Fondecyt. El punto en común de esos proyectos fue la fisiología de ectotermos, específicamente fisiología térmica”, empezó comentando la profesional en un comunicado de prensa emitido por el mencionado doctorado de la UACh.

LEA >> UACh: Académica del Instituto de Acuicultura asumió la dirección de la Escuela de Graduados Sede Puerto Montt

En lo que respecta a las razones que la motivaron a ingresar a dicho programa de estudios, la genetista trasandina explicó que fue la amplia gama de oportunidades profesionales y laborales que puede entregar un posgrado en acuicultura, lo que la cautivó.

“Decidí entrar a este programa porque ofrece un abanico mucho más amplio de posibilidades laborales a futuro. Además, me gusta que vincule la ciencia básica con una de las industrias más importantes del país”, manifestó Julia Saravia.

“Ahora bien, mi experiencia aquí ha sido de las mejores, tanto por la parte académica como por la parte humana. Las y los estudiantes contamos con muchísimo apoyo por parte del programa y Escuela, lo que nos permite dedicarnos completamente a nuestra investigación”, complementó.

Grado de doctora

Hace pocos días, Julia Saravia defendió y con éxito el proyecto que no solo guiará su tesis para optar al grado de doctora en Ciencias de la Acuicultura UACh, sino que además evaluará los efectos del incremento de temperatura sobre la respuesta inmune y respuesta al estrés en dos peces nototénidos.

“El examen fue toda una experiencia, ya que aún cuando se realizó a través de Internet, tuve los mismos nervios que si fuera presencial. La comisión fue excelente, me realizaron observaciones y aportes muy enriquecedores, y las preguntas dieron lugar a debates e ideas que definitivamente harán de esta experiencia algo hermoso”, puntualizó la actual candidata a doctora.

“Para mi tesis realizaremos experimentos que estiman la tolerancia térmica de estos animales, y simularemos infecciones virales y bacterianas en presencia de incremento térmico. Estos resultados permitirán conocer mejor la batería de defensa, frente al estrés por temperatura y patógenos, en peces que se distribuyen en los fiordos de Aysén y Magallanes”, agregó.

Por estos días la genetista participa activamente en materia de divulgación científica, escribiendo columnas de opinión para medios nacionales y extranjeros, pero también en una que otra charla virtual.

“La biodiversidad de peces del sur de Chile posee características muy interesantes, debido a sus frías aguas y a la proximidad con la Antártica. Sin embargo, nosotros desconocemos sobre su fisiología y por ende, el resultado de encontrarse con patógenos nuevos. Todo esto cobra mayor relevancia si a los posibles efectos locales directos de la salmonicultura, le sumamos el aumento de temperatura previsto por cambio climático global”, concluyó.

LEA TAMBIÉN >> Microalgas entregan respuestas del cambio climático en la Antártica