Hoy, ya es una realidad que muchos centros de cultivo de salmónidos están ubicados en zonas cada vez más expuestas, con mayor presencia de corrientes y olas. En las plantas de proceso, en tanto, las personas también necesitan operar de manera segura, cuidando tanto su propia salud, como que el proceso sea totalmente inocuo. Bajo este escenario, hoy existen varias empresas que están innovando en términos de elementos de protección para los trabajadores del sector acuícola y pesquero, con el fin de que estos desempeñen sus labores de la mejor forma posible.

Según lo informado, hoy se cuenta con una varia oferta de productos de protección personal, con propuestas innovadoras, eficientes, seguras y resistentes, las cuales se ajustan perfectamente a las necesidades de los trabajadores del rubro.

Diferentes propuestas

El año 2016, la empresa Plus Industrial –con base en Puerto Montt (región de Los Lagos) y dedicada a los servicios de lavandería, aseo y confección de vestuario industrial– inició un arduo trabajo que buscaba desarrollar un traje para los operarios de plantas de proceso de salmónidos que les permitiera vestirse rápidamente, además de utilizar un implemento cómodo y evitar el uso de pecheras plásticas que se utilizan por miles en el sector, con todo el impacto económico y medioambiental que ello implica.

Para dar respuesta a ello, la firma desarrolló la denominada “Capa Plus”, un traje de alto impacto, de uso industrial, elaborado con telas técnicas utilizadas habitualmente en ropa de alta montaña, que son respirables, impermeables, lavables y reutilizables. Esta prenda, que ya se comercializa en el sector acuícola, reemplaza la utilización de delantal y pechera, siendo su uso más grato para el trabajador y ayuda a la actividad a tener una operación más amigable con el medio ambiente, al ser lavable y reutilizable.

Según comenta el gerente general de la compañía, Egon Kiessling, “para nosotros, como empresa, es muy importante la calidad de los productos que ofrecemos al mercado, por lo que todos los Elementos de Protección Personal (EPP) que se desarrollan en los talleres de Plus Industrial están certificados bajo norma de calidad ISO 9001:2015, desde su diseño hasta su fabricación. Además de esto, nos preocupamos que todas nuestras materia primas cumplan con los más altos estándares de calidad, por lo que además de las certificaciones de nuestros proveedores, las sometemos a análisis de laboratorio en nuestro país”.

Al mismo tiempo, Plus Industrial además de las mejoras en los materiales y diseños, destaca que siempre hay un espacio importante para hacer mejoras en los procesos. “Actualmente, estamos incorporando la tecnología de nanoburbujas en nuestro proceso de lavado que nos permitirá disminuir el uso de químicos y detergentes, así como reducir el consumo de agua y gas en nuestros procesos, generando un efecto altamente positivo para el medio ambiente”, añade el ejecutivo.

En la zona también está presente, con oficinas en Puerto Montt, la empresa de elementos químicos, Cintec, que dispone de un amplio portafolio de productos y servicios industriales para el sector salmonicultor, entre los que destacan la protección ocular, corporal, de manos, cabeza y sistema auditivo y respiratorio, aptos para su uso en zonas industriales acuícolas. Actualmente, esta firma provee de estos EPP a diversas empresas, como Multiexport Foods, Toralla, Ría Austral, Ventisqueros, Cooke Aquaculture, Intac, y Mowi Chile, entre otras.

“Disponemos de EPP desarrollados principalmente en Estados Unidos a través de la marca Kleenguard, disponiendo de lentes de policarbonato con características antiempañante, guantes de nitrilos –G10 Nitrilos descartable para el contacto con alimentos, G80 Nitrilos libre de colorante para uso industrial, G40 Nitrilo Flex para manipulación en faenas de alta exigencia y G60 anticorte para procedimiento de alto riesgo–, cascos de seguridad, protectores auditivos y protectores respiratorios con alta tecnología”, informa el gerente general de Cintec, Christian Elicer. El ejecutivo agrega que “la industria, en general, tiene como primer objetivo en la producción y manufactura la protección de sus trabajadores; con ello, la industria mejora su productividad y tiene menor riesgo de ausentismo laboral”.

En la misma línea, con operaciones Santiago, Valparaíso y Puerto Montt, Clifford es una compañía de servicios industriales que provee abastecimiento de combustibles y lubricantes para la industria naval, ofreciendo además servicios logística integral para sectores industriales que incorporó últimamente a su portafolio de productos los Elementos de Protección Personal (EEP). La firma hoy ofrece una amplia gama para el sector acuícola y pesquero, que incluye zapatos de seguridad, ropa de agua, guantes de látex y de nitrilo, buzos de protección desechables, mascarillas y separadores de acrílico óptico, entre otros, los que buscan aportar al cuidado de los trabajadores. “Nuestros zapatos de seguridad están especialmente diseñados para la industria de alimentos, como la salmonicultura, pesca e industria naval, por sus características de alta resistencia, permeabilidad y durabilidad”.

En este sentido, el ejecutivo agrega que “esta nueva área nació de las necesidades de los mismos clientes, los cuáles nos comenzaron a solicitar apoyo en esta materia para el cuidado y protección de su personal. En un comienzo, fueron algunas prendas de ropa, parcas y zapatos de seguridad. Luego, tras el brote del Covid-19, nos comenzaron a solicitar mascarillas, guantes y overoles. Fue de esta manera que, de a poco, fuimos integrando nuevos productos y servicios a nuestras capacidades”, comenta el gerente general de Clifford, Enrique Baeza.

Añade que la compañía se encuentra desarrollando una campaña para seguir promoviendo los EPP. Entre sus clientes del sector salmonicultor destaca AquaChile, Salmones Aysén, Multiexport Foods, Australis Seafoods y Cermaq y otros. “Hoy día, el tema de cuidado de las personas es crucial en la estrategia de negocios y en el modelo de valor de las empresas. Podemos apreciar que, producto del escenario del Covid-19, las plantas de proceso y los centros de cultivo han debido intensificar sus protocolos de seguridad para garantizar el cuidado de sus trabajadores y sus productos. Las compañías han entendido que el cuidado del recurso humano, de los equipos de trabajo, de las comunidades influyentes y de sus clientes, es fundamental en la viabilidad económica y social de la empresa. A través de la plataforma WherEx, por ejemplo, estamos participando en la mayoría de las licitaciones de EPP”, afirma el ejecutivo.

Baeza añade que “no solo debemos estar preocupados de la tasa de accidentabilidad en el lugar de trabajo, sino que de las consecuencias que esto tiene para el negocio”.

Constantes mejoras

Los proveedores de EPP siguen pensando constantemente en cómo mejorar, además de prepararse para innovar para las demandantes necesidades de la industria salmonicultora. Desde Plus Industrial expresan que siempre es posible seguir mejorando y encontrar nuevas y mejores soluciones. “La seguridad del personal es clave para cualquier industria. El capital humano en cada etapa del proceso es el principal activo de una empresa, no solamente en la industria acuícola. Cuidarlo es una gran responsabilidad en la cual no se pueden buscar ahorros. El cuidado de los trabajadores, su entorno, la comodidad y seguridad en su trabajo, permite obtener mejores y más seguros resultados en el proceso productivo, especialmente, en términos de inocuidad sanitaria de los alimentos producidos”. “Según nuestras estimaciones, en los últimos dos años el uso de nuestras prendas ha generado ahorro de aproximadamente 400 toneladas de plástico”, complementa Egon Kiessling.

Desde Cintec, en tanto, sostienen que dentro de sus avances se pueden mencionar mejores diseños en los EPP. “Estamos en la búsqueda de innovaciones, basados en las nuevas tecnologías, experiencias y avances más desarrollados que nos permitirán en el mediano plazo disponer de elementos de protección acordes con el medio ambiente y que entreguen una protección más confortable y segura. En el área de Prevención de Riesgos, estamos haciendo una constante búsqueda de productos que cumplan con parámetros como ser biodegradables, reciclables, cuenten con certificado de origen, prueba de resistencia y sea certificados de migración de colorantes (para guantes)”, enfatiza Christian Elicer.

Enrique Baeza, de Clifford, por su parte, destaca que la investigación y desarrollo es una actividad normal en el área de los EPP. “El uso de nuevos materiales y nuevas tecnologías es algo que se seguirá observando. Por ejemplo, el uso de nano partículas de cobre, la implementación de tecnología de reconocimiento facial y temperatura y la mejora en el diseño y fabricación de zapatos que garantice la ausencia de humedad y calor, son algunos aspectos que podemos mencionar”, expresa.

Según los proveedores, los elementos de protección personal deben dejar de verse como un gasto, recomendando a los productores industriales analizar bien el monto y el beneficio de la inversión. También recalcan que cumplir con la norma no siempre es suficiente, sobre todo ahora, cuando existen diversas alternativas que ofrecen mayor seguridad, confort y alta protección.

Fotografías: Plus Industrial / Cintec