La bioseguridad, la seguridad en el consumo de alimentos y la inocuidad en la cadena productiva de la pesca y la acuicultura fue el tema de la última versión del ciclo de charlas virtuales del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca). La actividad contó con autoridades competentes de Perú, México, Honduras, Colombia, Argentina, Brasil y Chile, compartieron experiencias junto a la FAO y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), reiterando que no existe evidencia científica sobre la transmisión de Covid-19 a través de animales y productos que derivan de ellos.

Alicia Gallardo Lagno, directora nacional de Sernapesca, destacó la importancia de que organismos equivalentes de Latinoamérica intercambien conocimientos y experiencias sobre el coronavirus. Y señaló que la falta de información puede provocar temores infundados llevan a la ciudadanía a dejar de comer alimentos nutritivos derivados de la producción de animales.

Tanto Melba Reantaso, especialista en enfermedades animales de FAO, como Esther Garrido, especialista en inocuidad y calidad de alimentos también de FAO Roma, señalaron que, como cualquier superficie, los alimentos pueden ser contaminados con agentes patógenos, pero el riesgo es insignificante si se adoptan medidas de bioseguridad adecuadas.

La subdirectora de Acuicultura de Sernapesca, Marcela Lara, expuso los protocolos de biseguridad que se están aplicando en nuestro país a lo largo de toda la cadena de producción en acuicultura. Lo mismo hicieron representantes de Servicios equivalentes de Perú y México. Y por último, un representante de la industria expuso sobre la forma en que están evitando la transmisión de contagios entre sus trabajadores. Entre las principales medidas, mencionó la implementación de filtros sanitarios de desinfección en medios de transporte y en el ingreso a las dependencias de centros de cultivo y plantas de proceso y del uso de tecnologías como aplicaciones telefónicas para monitorear el cumplimiento de los protocolos sanitarios, todas ellas sometidas a rigurosas auditorías de bioseguridad.

La directora nacional de Sernapesca recalcó, durante el cierre del seminario, que la bioseguridad sigue siendo la clave de todo. Y destacó los cambios que el sector público y las empresas han sido capaces de aplicar a contar de marzo de este año: “¿Cómo pudimos hacer todo esto en tan poco tiempo. Cómo en tres meses el mundo cambió y fuimos capaces de adaptarnos? El consumidor puede estar tranquilo, que nosotros seguimos dando garantías de inocuidad”, señaló.

En tiempos de pandemia, Gallardo reiteró la importancia de la comunicación simple y concisa, evitando las imprecisiones y basándose siempre en la ciencia “No hay evidencia de que los productos de la pesca y la acuicultura transmitan el Covid 19. Y no hay evidencia epidemiológica hasta la fecha de que el SARS COV2 se trasmita a través del consumo de alimentos o sus envases” finalizó.

Las próximas charlas organizadas por Sernapesca tendrán lugar los días 25 de junio y 2 de julio, y aboradrán temas contingentes como la Certificación electrónica de exportaciones y el uso de tecnologías aplicadas en materias de vigilancia remota.