Este martes 23 de junio, Andfjord Salmon se convirtió en la primera compañía en tocar la campana al inicio de la jornada en la Bolsa de Oslo (Oslo Børs). Esto, desde que se desatara la pandemia por el Covid-19 (coronavirus) en el mundo.

De acuerdo con el principal mercado bursátil noruego, la crisis del Covid-19 no ha impedido que Oslo Børs sea una fuente de capital. Es que, desde marzo, las empresas que cotizan en la plaza han recaudado NOK$13.200 millones (US$1.387 millones al tipo de cambio de hoy) en nuevo capital mediante la emisión de acciones.

Andfjord, que es una firma enfocada en el cultivo de salmones, recaudó NOK$150 millones (US$15,7 millones) a través de una emisión de acciones a principios de junio y este martes fue admitida para cotizar en el mercado Merkur de la Bolsa de Oslo.

«Atrajimos mucho interés y las expectativas se superaron significativamente. Por lo tanto, se tomó la decisión de ampliar el monto a NOK$150 millones desde los NOK$120 millones previstos», puntualizó el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de Andfjord Salmon, Martin Rasmussen.

La compañía, con base en Andøya (es la isla más septentrional del archipiélago de Vesterålen, perteneciente a la provincia de Nordland, en Noruega), ha desarrollado un nuevo concepto para la salmonicultura en tierra. Ahora, está acelerando sus planes de construcción y sus primeras instalaciones estarán listas a fines de 2020. El plan original era que se completaran en 2021.

«Ser admitidos a cotizar en Oslo Børs es un hito importante para Andfjord Salmon. El capital al que ahora tenemos acceso nos pondrá en una posición sólida para construir la instalación de piscicultura más grande y respetuosa con el medio ambiente de su tipo en el mundo», aseguró Rasmussen.

«Lo que está sucediendo ahora en el archipiélago de Vesterålen es absolutamente fantástico, sobre todo el hecho de que el área ha atraído una inversión tan significativa. Estoy absolutamente encantado con eso», comentó por su parte el ministro de Pesca de Noruega, Odd Emil Ingebrigtsen, a Bladet Vesterålen, un periódico local, durante una visita a Andfjord Salmon la semana pasada.

«Firmas ecológicas»

Nuevas empresas han seguido acudiendo a Oslo Børs pese a la pandemia. Cinco nuevas compañías han sido admitidas para cotizar en los últimos meses, pero Andfjord Salmon es la primera desde febrero en tocar el timbre al comienzo de las transacciones.

«Es genial poder volver a abrir el edificio de la bolsa de valores, y es particularmente agradable dar la bienvenida a una empresa que se centra en el medio ambiente y la sostenibilidad. Muchas empresas que han sido admitidas a cotizar este año se han preocupado por problemas medioambientales. En Oslo Børs también vemos que los inversionistas se sienten cada vez más atraídos por las firmas ecológicas», afirmó Øivind Amundsen, quien es presidente y CEO de Oslo Børs.

Capital

Durante el período transcurrido desde el inicio de la crisis, las compañías que cotizan o transan en Oslo Børs han recaudado una mayor cantidad de capital de lo habitual, con el monto total recaudado a través de emisiones de acciones en un impresionante monto que ha alcanzado los NOK$13.200 millones. La cantidad recaudada en mayo fue la más alta para el mes de mayo desde 2011. Abril también fue movido, y es probable que junio sea otro mes fuerte para nuevas emisiones de acciones.

«Oslo Børs se compromete a ser una fuente de capital para los negocios y la industria. La crisis del coronavirus no lo ha cerrado», dijo en ese sentido Øivind Amundsen.

Sobre la salmonicultora

Andfjord Salmon ha desarrollado una tecnología de flujo de agua de mar que combina el sistema tradicional de cultivo en balsas-jaula con la producción de peces en tierra. La compañía posee una licencia para producir 10.000 toneladas (MAB) de salmón por año en sus instalaciones en tierra ubicadas en Andøya.

Para más detalles, visite www.andfjordsalmon.com

*Fuente de la imagen destacada: Andfjord Salmon.