Este miércoles 24 de junio, la Asociación de Mitilicultores de Chile (AmiChile A.G) organizó un conversatorio público-privado donde se buscó analizar, junto con representantes de diversas organizaciones gremiales vinculadas a la acuicultura, el proyecto de ley que se está discutiendo en el Congreso Nacional que crea el Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural.

A las 15:00 horas, el presidente de AmiChile, Branco Papic Ayerdi, dio inicio al conversatorio a través de la aplicación virtual Zoom, con un mensaje de optimismo. “Esperamos que esta primera reunión resulte beneficiosa y contribuya a lo que se pueda decidir más adelante. Lo importante es levantar la mano, estar presentes y que la autoridad escuche nuestros planteamientos transversalmente”.

El encuentro continuó con la presentación de Julio Peña, destacado investigador independiente con vasta experiencia en el campo de la economía de recursos naturales y del medio ambiente y ex ministro del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). El ejecutivo planteó que hoy no parece ser el momento adecuado para el tipo de reforma contemplada en el proyecto de ley.

RELACIONADO>> Dirigentes de la Conapach por nuevo ministerio: “Vamos a perder lo poco que hemos ganado”

Durante su presentación, el académico sostuvo que antes de caminar hacia una nueva institucionalidad se requiere perfeccionar y consolidar un conjunto de reformas sectoriales importantes. “Es mejor mantener una institución que tenga su foco más directamente en los problemas del sector y que no se distraiga estando dentro de un ministerio que va a tener muchas más cabezas que responder e intereses que defender. Además, los temas más urgentes que tiene la agenda regulatoria de cambios que necesitamos perfeccionar en el sector de pesca extractiva y acuicultura no tienen que ver con temas de calidad o seguridad alimentaria; estos son menos urgentes que problemas como la solidez y la certeza jurídica para los derechos de producción. Tampoco tienen que ver con la promoción o exportación, ni con el fomento productivo”, sostuvo el especialista.

En esta misma línea, el presidente de la Asociación de Profesionales Pesqueros y Acuicultores de Chile (Apropech A.G.), Marcelo Martínez, concordó con la necesidad de primero modernizar la administración pública del sector de pesca y acuicultura y de mejorar la eficiencia del Estado, precisando que el actual proyecto no reconoce los méritos e importancia del sector para el país, es más, “lo invisibiliza” y además “adolece de aspectos fundamentales de forma y fondo”.

“Consideramos que el proyecto es inoportuno considerando el estado de catástrofe generado por la pandemia, lo que no ha permitido una adecuada discusión. La Apropech rechaza el actual proyecto y solicita generar un diálogo abierto y sistemático de todos los sectores involucrados en el sector de pesca y acuicultura durante un plazo prudente y acotado, con el objetivo de construir un acuerdo transversal que sustente el fondo de una nueva propuesta que permita instaurar una administración pública para que la pesca y acuicultura sea sostenible”, enfatizó Martínez.

En el encuentro también participó el asesor legislativo del Ministerio de Agricultura, Andrés Meneses, quien sostuvo que el sistema alimentario es más eficiente cuando es administrado desde un solo ministerio y desde una sola institucionalidad, en este caso la institucionalidad alimentaria. “El proyecto que hoy nos convoca es una invitación a nuestro sector a regresar a casa, una casa de la cual se fueron el año 1978”, dijo. Añadió que la tramitación de este proyecto “nos viene a recordar que los alimentos vienen del campo y del mar. Por eso es que ambos sectores han sido declarados como servicios esenciales”.

LEA TAMBIÉN>> Conapach: Demandan más diálogo con la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura

En cuanto al argumento de que no conviene legislar sobre este asunto en tiempos de pandemia, el funcionario comentó que “es esta misma contingencia la que ha puesto en evidencia la necesidad de avanzar en una institucionalidad que separe más claramente en las competencias del Ministerio de Salud y las competencias del Ministerio de Agricultura en lo que se refiere a la inocuidad alimentaria, para que el primero pueda dedicarse preferentemente a la salud de las personas y el segundo– nuestro ministerio– pueda dedicarse a la alimentación”.

Desde la Asociación de Talleres de Redes y Servicios Afines de Chile (Atared A.G.), su gerente técnico, Soledad Zorzano, expuso que es necesario efectuar una reorganización de las instituciones. “Debemos unirnos en una estrategia exportadora alimentaria. A nosotros nos hace sentido que estemos en el Ministerio de Agricultura, donde la inocuidad alimentaria va a ser un tema cada vez más cierto y exigido, con todas estas situaciones de externalidad sanitarias y de los mercados”.

La representante de Atared explicó que “nos conviene ser parte de un ministerio que tenga una mirada–a largo plazo– enfocada en una producción de mayor valor agregado para los alimentos. Necesitamos contar con mejores nichos que nos generen mayores retornos y al mismo tiempo -desde nuestra lógica– es importante darle un giro a la forma de mirar y percibir lo que viene. Concordamos con que el proyecto tiene deficiencias, pero al final del día tiene más beneficios que costos. A corto plazo, no es una mala idea que este giro nos permita cambiar la actitud hacia el sector, mejorar lo que hay y dividir la gestión pesquera y acuícola para seguir mejorando”, adicionó la ejecutiva.

RELACIONADO>> Llaman a congresistas a rechazar proyecto que funde Pesca y Agricultura en un solo ministerio

LEA>> Los efectos de la pandemia en la alimentación: Aseguran que “el problema no es el abastecimiento sino el acceso a los productos”