Una fiscalización para verificar las medidas de protección a la vida y salud de sus trabajadores, realizó la Inspección Provincial del Trabajo de Puerto Montt (región de Los Lagos) en las instalaciones portuarias de la empresa Oxxean S.A., que presta diversos servicios a la industria acuícola.

Así prosigue con un programa de control de las acciones que, dentro de la normativa laboral, están realizando las compañías del sector para proteger eficazmente a sus trabajadores de contagios por Covid-19 (coronavirus). Esta obligación está consagrada en el artículo 184 del Código del Trabajo y respalda el accionar de la Dirección del Trabajo en este ámbito.

Es así como en las últimas semanas la Dirección del Trabajo ha fiscalizado empresas productoras de alimentos para la salmonicultura, pontones de cultivo y astilleros.

La fiscalización a Oxxean se efectuó en su terminal portuario ubicado en el kilómetro 13,5 del camino a Chinquihue, comuna de Puerto Montt.

El director regional del Trabajo, Mauro González, explicó que se fiscalizó a esta empresa debido a su alta cantidad de trabajadores, 600 en total. La mitad de ellos labora en las 22 embarcaciones de su flota, realizando mantenciones en centros de cultivo de salmones y truchas, cambios en líneas de sondeo, limpieza de jaulas e instalaciones de centros de cultivo. También posee un área de buceo y robótica dedicada al salvataje de embarcaciones.

González dijo que “en las últimas semanas hemos fiscalizado a distintos rubros productivos, y ahora estamos enfatizando a este sector marítimo y portuario, con una gran cantidad de trabajadores, chequeando las medidas preventivas contra el Covid-19, desde la perspectiva laboral”.

Durante la fiscalización se informó al gerente de área de Oxxean S.A. del objetivo preventivo de estos controles y también se entrevistó a trabajadores.

Junto con ello, se revisó la documentación relacionada con las medidas implementadas por el empleador a propósito de la continuidad del proceso productivo: derecho a saber, entrega de elementos de protección personal, como mascarillas, protectores faciales, guantes y puesta a disposición de alcohol gel para los trabajadores de las distintas secciones.

A su vez, se fiscalizaron dos embarcaciones atracadas en el muelle, una correspondiente a un remolcador y otra a una productora de salmónidos.

Ahora se está evaluando la información recopilada para determinar el resultado final de la fiscalización.