Con el objetivo de evitar la propagación del virus Sars-Cov-2 (Covid-19), la autoridad gubernamental ha dispuesto severas limitaciones a la libertad ambulatoria y el cierre de determinadas actividades comerciales. Lo anterior, ha producido una crisis económica y social que está golpeando a miles de chilenas y chilenos y, en particular, a pequeños y medianos empresarios que no cuentan con los medios para hacer frente a la contracción sustantiva que han experimentado los mercados.

Teniendo en cuenta aquello, la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó la resolución 1175, con la finalidad de ir en ayuda de este sector que es uno de los que más empleo genera en el país y que venía ya afectado por el estallido social de octubre de 2019.

En particular, se solicita al Presidente de la República revisar los instrumentos destinados al financiamiento de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), introduciendo modificaciones a la reglamentación de los créditos con garantía estatal Fogape-Covid, con el objeto de facilitar el acceso y ampliar la cobertura de estos.

A su vez, se piden medidas de apoyo a las mipymes mediante programas de fomento productivo que incluyan subsidios y asistencia técnica por intermedio de los Centros de Desarrollo de Negocios del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis), el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) y la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).

También se plantea disponer, a la brevedad posible, el ingreso a trámite legislativo de modificaciones a la ley de reorganización y liquidación de empresas, con el objetivo de disminuir costos y tiempos de reorganización de pequeñas y medianas empresas, entre otras medidas.

Además, se propone un reforzamiento temporal de los equipos de profesionales de los ministerios y servicios respectivos, con el fin de acortar los tiempos de respuestas a las solicitudes de micro, pequeños y medianos empresarios relacionadas con el funcionamiento y puesta en marcha de la empresa.

Por último, se pide que el ministro de Economía, Fomento y Turismo constituya de una mesa de trabajo con participación de organizaciones gremiales representativas de la micro, pequeña y mediana empresa; organizaciones de trabajadores y los jefes superiores de los organismos públicos relacionados con el fomento del emprendimiento y la actividad productiva, tanto a nivel nacional como regional.

*La foto destacada es de contexto.