Implementando medidas de higiene y seguridad, el Centro de Investigación Skretting ARC Pargua (ubicado en la comuna de Calbuco, región de Los Lagos) sigue entregando sus servicios de validación y experimentación a diferentes actores de la industria del salmón, sin que la contingencia haya sido un problema mayor, aseguró la compañía en un comunicado de prensa.

En palabras de Juan Gutiérrez, quien es el gerente de la unidad, “en línea con lo dispuesto por la autoridad y en particular por Skretting, reforzamos nuestras medidas preventivas y establecimos turnos fijos con personas ancladas en cada uno de ellos, de tal manera de evitar cruces y contagios”.

Skretting ARC Pargua cuenta con un 95% de su operación automatizada, lo que -según lo afirmado por la compañía- permite trabajar con un equipo acotado de colaboradores, quienes además de garantizar la correcta operación de los sistemas, atiende en forma rigurosa la producción de peces y el seguimiento de ensayos, los que, de acuerdo con Juan Gutiérrez, “demandan mucha dedicación y supervisión directa. En el corto plazo estamos analizando incorporar cámaras en el interior de los estanques, de tal manera de apoyar la supervisión de nuestros peces, incluso a distancia. De esta manera, también nuestros clientes podrían acceder a sus ensayos en forma remota”.

Equipos

El centro experimental de Skretting en Chile cuenta con más de 1.000 equipos entre sensores, bombas, filtros, entre otros, fundamentales para la operación de todos sus sistemas de recirculación, tanto para agua dulce como para agua de mar. Además, dispone de una oferta de peces todo el año, lo que les permite disponer de mejores ejemplares, en todas sus etapas, tanto para los ensayos propios como para los de sus clientes externos. Según informan desde la multinacional, en este momento el centro está trabajando en diversos proyectos, entre los que destacan ensayos para Skretting ARC Noruega, DSM y otras investigaciones para países como Canadá y Australia.

En palabras del gerente técnico de DSM, Claudio Larraín, la experiencia en Skretting ARC “fue tremendamente positiva. Las instalaciones son de última tecnología, y hay una plena dedicación y soporte por parte de sus profesionales, lo que nos ha dado tranquilidad y garantías de resultados confiables y de manejo de la confidencialidad de los datos. Con toda seguridad seguiremos trabajando con ellos”, subrayó Larraín.

Respecto a lo que va del año, Juan Gutiérrez comentó que “hace poco finalizamos ensayos para Montana y ya estamos desarrollando una segunda parte de sus evaluaciones. También trabajamos estrechamente con el Área Técnica de nuestra compañía, con quienes hemos llevado adelante seguimientos o fases de preevaluación, las cuales son una buena antesala para un ensayo mayor. La finalidad es probar y evaluar aditivos o productos interesantes que puedan ser incorporados a las dietas comerciales”. Y frente a lo que se viene, el gerente de la unidad detalló que “para la segunda mitad del año estamos buscando ampliar nuestra cartera de clientes, de tal forma de comenzar a desarrollar ensayos para empresas de aditivos europeas (España, Francia, Alemania, entre otros países) y también norteamericanas, específicamente en el área de biofiltración”.

A mediano y largo plazo, Skretting ARC Pargua espera seguir consolidando su posición como un actor relevante en el mundo de la investigación acuícola, maximizado su capacidad de ensayos y respondiendo a los nuevos desafíos y requerimientos de clientes y proveedores.

“Nos pone muy contentos ver que hemos ido avanzando en nuestro crecimiento, incluso en períodos difíciles, como para el estallido social y ahora la pandemia de coronavirus (Covid-19). Nos entusiasma que, a pesar de las complejidades, hemos seguido trabajando estrechamente con nuestros clientes, quienes han visto en nuestro Centro y equipo un trabajo con un alto estándar profesional y técnico. Creemos que hemos logrado cumplir con sus expectativas y esperamos que los resultados de sus experiencias en ARC Pargua contribuyan al éxito de sus productos, los que sin duda aportarán positivamente a la flexibilidad y sustentabilidad de la industria”, concluyó Juan Gutiérrez.