El Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas (región de Magallanes y de la Antártica Chilena) condenó a la empresa Nova Austral al pago de una multa de 3.000 UTM (más de $150 millones), tras considerarla culpable de entregar información no fidedigna y fuera de plazo al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

El caso fue dado a conocer por el medio electrónico El Mostrador en junio del año pasado, en una investigación donde se reveló que la compañía ocultaba el real número de mortalidades que se producían en sus centros de cultivo en Magallanes, declarando a la autoridad fiscalizadora una mortalidad menor a la verdadera.

El hecho llevó a la directora nacional de Sernapesca, Alicia Gallardo Lagno, a presentar una denuncia contra la empresa por entrega de información no fidedigna y fuera de plazo, solicitando la máxima sanción posible conforme con la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), que equivale una multa de 3.000 unidades tributarias mensuales (UTM), y a la suspensión de operaciones hasta por dos ciclos productivos.

El tribunal acogió la denuncia y condenó a Nova Austral al pago de la multa máxima, considerando que las infracciones constatadas constituyen una lesión grave al interés general, “generado por la necesidad de prevenir la irrupción y propagación de enfermedades graves que afecten al ecosistema marino”. Pese a esto, el tribunal no impuso la suspensión de operaciones por dos ciclos productivos como lo dispone la ley, argumentando que la empresa habría colaborado con el proceso y corregido sus procedimientos.

LEA >> Nova Austral por fallo que ordena retener subsidios de la Ley Navarino: “No tiene base”

Sernapesca apelará la sentencia

En Sernapesca destacaron que, al establecer el monto máximo posible para este tipo de delitos, el tribunal puntarenense confirmó la gravedad de la conducta de la empresa, al ocultar información que resulta crítica para fiscalizar apropiadamente el proceso productivo. Sin embargo, desde el órgano fiscalizador anunciaron que apelarán la medida, según lo informó la propia Alicia Gallardo.

“Estamos satisfechos que una situación tan grave como el ocultamiento deliberado de información en que incurrió Nova Austral haya sido sancionado. La entrega de información sobre las mortalidades de los centros de cultivo es esencial para prevenir situaciones sanitarias que no solo afectan a la empresa, sino a todo su entorno. Sin embargo, apelaremos la sentencia porque creemos que no existen antecedentes que justifiquen que no se haya aplicado la suspensión de operaciones como lo ordena la ley, y además porque deben darse muestras concretas de parte de nuestra institucionalidad en el sentido que este tipo de comportamiento no es tolerable y, por ende, deben operar en su integridad las sanciones establecidas para evitarlo”.

Finalmente, la timonel de Sernapesca aseguró que esta práctica no es habitual en la industria salmonicultora chilena. Y en esta línea, desde hace más de un año la entidad ha implementado un sistema de auditorías especializadas en base a perfiles de riesgo, que a la fecha no han arrojado hallazgos significativos.