El ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, condecoró con la Orden al Mérito de Chile, en el grado de Gran Cruz, a la embajadora de Noruega en Chile, Beate Stirø, por el término de sus cuatro años de servicio en nuestro país. La ceremonia se realizó sin invitados debido a la pandemia del Covid-19 (coronavirus).

En sus palabras, el canciller destacó los logros de la gestión de la embajadora Stirø y, especialmente, su vocación y espíritu de colaboración y cooperación con Chile.

“No solamente ha representado los intereses de su país en Chile, sino que también ha logrado comprender más nuestras dinámicas internas. Por lo que ha hecho, por la relación bilateral, por la amistad demostrada en los últimos años, para mí, como ministro de Relaciones Exteriores de Chile, en nombre del Estado de Chile, es un honor conferirle la Orden al Mérito de Chile, en el grado de Gran Cruz, que es la principal condecoración que se entrega a las autoridades extranjeras”, enfatizó.

Ribera recordó que Noruega y Chile conmemoraron el año pasado 100 años de relaciones diplomáticas, instancia en la que el rey Harald V y la reina Sonja fueron recibidos por Sebastián Piñera, en Santiago, región Metropolitana. Además, mencionó las áreas que han aunado los esfuerzos de ambos países, como la cooperación antártica, la iniciativa “Our Ocean” para la protección de los mares, y el proyecto de monitoreo satelital de la zona económica exclusiva (ZEE).

En este sentido, la embajadora expresó: “Nuestros países están mucho más cerca de lo que nos dice la geografía y colaboramos estrechamente en muchas áreas. Me siento muy honrada por esta despedida y la distinción que me ha otorgado. Ha sido un gran privilegio servir a mi país como embajadora en Chile y partiré con muy lindos recuerdos”.