Un giro de último minuto tuvo el caso Dominga, luego que el Tribunal Ambiental de Antofagasta publicara una nueva resolución en la que da marcha atrás a la solicitud presentada por Andes Iron, titular del proyecto minero-portuario Dominga, que pedía un pronunciamiento por parte de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC) respecto a la posibilidad de instalar puertos en la bahía de La Higuera, provincia de Elqui, región de Coquimbo. Pese a que el Tribunal ya había notificado a la CRUBC de entregar dicho informe, desistió de la acción tras aceptar las reposiciones presentadas por los abogados de Alianza Humboldt, que buscaban invalidar esta solicitud; a su vez, el Tribunal informó que tampoco se revisarán nuevos informes técnicos, tal como se había pedido a las subsecretarías del Medio Ambiente y de Pesca y Acuicultura.

Ezio Costa, abogado de Oceana y director ejecutivo de Fima, manifestó que “valoramos que el Tribunal haya enmendado la resolución, entendiendo que hubo extemporaneidad en la misma, y que se avance a tener un fallo en el caso”. Desde la agrupación de organizaciones ambientales aclaran también que esto no es motivo de celebración: “Nos preocupa que el Tribunal no se esté enfocando en la revisión del expediente, en el que existen múltiples antecedentes técnicos e incluso informes científicos presentados por académicos que dan cuenta de la insuficiente información sobre la línea de base del medio marino”, dijo Javiera Calisto, del grupo de abogados de Alianza Humboldt.

En la Alianza insisten que deben considerarse los argumentos científicos, cuyos reparos al proyecto Dominga, que impactaría irreversiblemente al archipiélago de Humboldt, se basan en múltiples informes que constan en el expediente de evaluación. A su vez, más de 200 científicos especialistas en ciencias del mar firmaron una carta en la que aclaran que el archipiélago de Humboldt es uno de los sitios más estudiados de Chile y mejor justificados para su protección, afirmando que la construcción de un megapuerto como el que pretende levantar Dominga sería un “error histórico que podría terminar con un patrimonio de toda la humanidad”.

“En los tribunales ambientales el rol de la ciencia es crucial, por lo mismo, uno de sus miembros representa a la ciencia. Desde este punto de vista, no nos queda más que dudar de las reales intenciones tras las solicitudes realizadas por el Tribunal Ambiental de Antofagasta, sobre todo a la Comisión Regional de Uso del Borde Costero, un organismo político y sin competencia ambiental”, enfatizó Liesbeth van der Meer, directora de Oceana, organización que es parte de Alianza Humboldt y que por años ha buscado establecer un Área Marina Protegida en la zona.

Los informes que dicen “No a Dominga”

Uno de los principales cuestionamientos que fue levantado por los abogados de Alianza Humboldt apuntaba a que el Tribunal Ambiental de Antofagasta solicitara nuevos informes a las subsecretarías del Medio Ambiente y de Pesca y Acuicultura, pese a que estos organismos técnicos ya habían elaborado sus observaciones durante la evaluación ambiental de Dominga, en los que se justificaba la insuficiente información que Andes Iron entregó respecto a las rutas de navegación y el medio marino.  

A dichos informes, que ya se encuentran en el expediente de evaluación y reclamación del Tribunal de Antofagasta, se suman los reparos que durante la evaluación ambiental de Dominga vinieron desde la Subsecretaría de Salud, la Subsecretaría de Agricultura, la Subsecretaría de Evaluación Social, la Secretaría Regional Ministerial de Energía de Coquimbo, la Corporación Nacional Forestal, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, el Servicio Agrícola y Ganadero y la Intendencia de Coquimbo. 

Los informes sectoriales, además, concordaban con los antecedentes entregados por el mundo científico en la primera instancia en que el Tribunal Ambiental de Antofagasta revisó el caso Dominga. En los escritos, destacados académicos de la Universidad Católica del Norte reiteraron que el proyecto Dominga es incompatible con los ecosistemas marinos del archipiélago de Humboldt. 

*La foto destacada es de contexto y los créditos son para Raúl Arteaga Bengoa, Renato Contreras Farías y el Proyecto GEF-PNUD-Humboldt.