Este sábado (18 de julio), el gerente general de Salmones Austral, Gastón Cortez, envió un hecho esencial a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) informando sobre la presencia del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv) en dos jaulas de las operaciones que mantienen en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena, y que estiman una pérdida de US$700 mil para Salmones Porvenir SpA.

El virus detectado específicamente en el centro “Navarro 3”, ubicado en la agrupación de concesiones de salmonídeos (ACS, más conocida como “barrio”) número 50B, específicamente en el seno Skyring, “ha presentado positividad a ISAv, que afecta a dos de sus jaulas, a saber, 103 y 205”, precisa el documento firmado por Cortez y emitido al ente regulador.

Al mismo tiempo, se detalla que dicha instalación se encuentra contractualmente comprendida en el acuerdo de joint venture (JV, empresa conjunta) suscrito el 3 de febrero de 2020, “entre nuestra empresa filial Trusal S.A., propietaria del centro, con la empresa Nova Austral S.A., para la explotación conjunta y en partes iguales a través de la sociedad Salmones Porvenir SpA de este y otros centros de cultivo”, menciona el ejecutivo.

Específicamente, el centro “Navarro 3” tiene 16 jaulas con un total de 1.374.897 peces de la especie salar (salmón Atlántico). Por su parte, las dos jaulas afectadas contienen un total aproximado de 172.311 ejemplares, cuyo peso promedio es de 430,4 gramos.

Dado el hecho esencial, la compañía afirma que Nova Austral en cuanto operador del centro “Navarro 3”, en conjunto con Trusal, “están actuando coordinadamente con Sernapesca (Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura) en el análisis de la situación, habiéndose activado los protocolos de contingencia y bioseguridad en el centro señalado”.

Según ahonda el documento, como parte de las medidas de seguridad que serán aplicadas, las jaulas infectadas serán cosechadas dentro del plazo de cuatro días, es decir, debiera ser el miércoles (22 de julio).

En cuanto al impacto financiero de lo informado, debe considerarse que Trusal S.A. es de propiedad en un 99,99% de Salmones Austral S.A.

Por su parte, Trusal es dueña de un 50% de las acciones de la emisión de Salmones Porvenir SpA.

“El impacto en el JV supone, a consecuencia de la cosecha anticipada señalada, una pérdida estimada para Salmones Porvenir SpA de $700.000 (setecientos mil dólares de los Estados Unidos de América). La empresa continúa evaluando la situación, por lo que cualquier antecedente relevante que pueda surgir al respecto, se informará en forma inmediata a esa Comisión y al mercado”, concluye el gerente general de Salmones Austral.

LE PUEDE INTERESAR >> En el 2T: Mowi cosechó 14.000 toneladas de salmónidos en Chile