El pasado viernes 17 de julio, el Departamento de Ciencias Básicas de la Universidad de la Frontera presentó a través de modalidad webinar la quinta jornada del Ciclo de Charlas online para la industria del salmón, cuya temática principal se ha centrado en las “Estrategias de la industria de la salmonicultura para la disminución del uso de antibióticos”.

En esta ocasión, el foco fue la “Evolución del Programa Monterrey Bay Aquarium”, que tiene como fin mejorar la sustentabilidad de la pesca y acuicultura a nivel mundial a través de un liderazgo político, investigación científica, colaboración con las industrias y un compromiso con el consumidor.

A las 11:30 horas, se dio inicio a la videoconferencia a través de la aplicación virtual Zoom, con la presentación del actual gerente general del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal) -de SalmonChile-, Esteban Ramírez, quien tiene amplia experiencia en operaciones de producción y sus problemáticas.

A más de un año de la firma del acuerdo “Chilean Salmon Antibiotic Reduction Program (CSARP)”, el ejecutivo informó que ya existen avances en materia técnica, así como en aspectos de transferencia, académicos y administrativos. Uno de los principales logros tiene que ver con la creación de la primera base de datos (privada) que reúne al 97% de la industria desde el 2017 hasta la fecha, que ha sido el periodo de estudio del programa. “Esto es algo muy bueno. Tener toda la información ahora para analizar, claramente, permite evaluar mejores decisiones y proponer mejoras”.

Esteban Ramírez añadió que “se han realizado tres conferencias técnicas entre los miembros. Hay una página web que se va a lanzar muy pronto, donde se publicará la información, los reportes, los avances y de qué se trata todo esto”. En esta línea, adelantó que ya se encuentra listo el primer informe del MBA y que “las noticias van a ser positivas” el día 28 de julio, cuando se haga pública la información.

Según el convenio colaborativo con el MBA, el principal objetivo “es reducir el uso de antibióticos en Chile en un 50% para 2025″ y aumentar la sostenibilidad ecológica al nivel equivalente a una calificación amarilla o “Buena Alternativa” dentro de las recomendaciones de Seafood Watch, explicó el profesional.

LEA>> Proyecto Pincoy pondrá a disposición de la industria un “Manual de Buenas Prácticas”

Análisis de riesgo cualitativo

En paralelo, el ejecutivo informó que una de las ideas que tiene el programa es exportar este modelo colaborativo a otros sectores de la industria acuícola y países productivos. En esta línea, el ejecutivo apuntó a que desde hace tiempo se está trabajando en un proyecto que busca evaluar si realmente existe un riesgo de la transmisión de genes de resistencia a los antimicrobianos desde la salmonicultura hacia los humanos.

Ramírez mencionó que actualmente se está estudiando el riesgo tanto en pisciculturas, centros de engorda y plantas de proceso. “La idea es determinar cuáles son las vías de transmisión y qué riesgos hay en esas vías. Hay 39 expertos que se juntaron para trabajar en el tema y se está generando un mapa donde uno pueda visualizar en qué interacciones de humanos con los productos o con el ambiente es factible la transmisibilidad de alguna resistencia”.

Agregó que “una vez que detectemos donde están los puntos más riesgosos, uno puede hacer gestión sobre eso y bajar el riesgo. La clasificación de riesgo se basará en un sistema de semáforo que determinará en el mapa de proceso si el riesgo es insignificante (verde), moderado (amarillo) o alto (rojo)”. Hasta el momento, se cree que el riesgo es bajo, pero hay que esperar las publicaciones al termino del proyecto, según lo informado.

LEA>> Salmones Austral confirma presencia de virus ISA en dos jaulas de centro de cultivo ubicado en Magallanes

Próximos pasos

El gerente general de Intesal sostuvo que “las siguientes etapas hasta el 2025 consistirán en implementar mejoras en base al análisis de los datos, y por supuesto, hacer seguimiento, porque lo que no se mide no se controla, y lo que no se controla y no se mide, y no se mejora”. Además, recalcó que dentro de los próximos pasos destaca revisar las brechas entre empresas y barrios; recoger las recomendaciones y buenas prácticas para reforzar y seguir avanzando con las empresas; exportar el modelo colaborativo a otras acuiculturas y países; ejecutar el proyecto ganado entre SFW, Intesal, Achipia y Banco Mundial para transferir el modelo de colaboración en la APEC y, finalmente, entender el impacto de uso de antibióticos en el medio ambiente como un todo”.

El ejecutivo concluyó que esta iniciativa ha tenido un impacto positivo tanto a nivel nacional como internacional y que ha ayudado a mejorar la reputación de la industria. “Es la primera relación formal no comercial con una ONG de renombre mundial que ayuda al potenciamiento de la marca en Estados Unidos, aumenta el prestigio de la industria y está logrando ser un referente en tema de antibióticos y cómo avanzar en la reducción como en el control”.