El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) entregó una serie de informaciones relacionadas con el decomiso de productos del mar. En primer lugar, detalló que en un control carretero realizado durante la madrugada de este jueves 23 de julio en la ruta 68, funcionarios de Sernapesca Valparaíso y de la Tenencia de Carretera de Curacaví detectaron dos camiones que transportaban recursos pesqueros sin acreditación de origen legal (AOL).

En uno de los camiones se encontraron 5.950 kilos de reineta fresca, sin que el conductor pudiese acreditar el origen legal del producto que transportaba. Lo mismo ocurrió en un segundo vehículo de carga, que transportaba 1.500 kilos de reineta, además de 270 kilos de merluza austral y 10 kilos de locos. En ambos casos, se incautaron las especies y se cursaron las respectivas infracciones.

Así lo confirmó la directora regional de Sernapesca Valparaíso, Soledad Tapia, quien subrayó que “este trabajo conjunto de fiscalización se realiza a través de una acción coordinada con la Dirección Regional Metropolitana. Ambas oficinas, a través de sus unidades de análisis, generan información que permite inferir que se transportarán recursos ilegales y se genera la acción de coordinación con Carabineros de Chile para conseguir resultados como los obtenidos en este caso”.

Por su parte, la directora regional Metropolitana, Alejandra Arriaza, precisó que tanto la merluza del sur como la reineta son recursos que Sernapesca ha definido como estratégicos, por ser especies en estado de sobreexplotación. “Por esta razón, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura ha puesto foco en toda la cadena de valor de este recurso, especialmente en la comercialización, coordinando operativos en conjunto con la autoridad marítima y Carabineros, y de este modo resguardar esta especie que es un importante alimento para la población y una fuente de trabajo para el sector de la pesca artesanal”.

O’Higgins

Por otro lado, y también en el marco del Programa de Fiscalización de Pesquerías Estratégicas, fiscalizadores de la Dirección Regional O’Higgins de Sernapesca, en conjunto con Carabineros del sector Pumanque, detectaron un vehículo que transportaba 2.241 kilos de merluza común sin contar con acreditación de origen legal, por lo que fue incautado el recurso, quedando en poder del infractor y cursando la respectiva citación al Juzgado de Letras de Peralillo.

El director regional de Sernapesca O’Higgins, Dionisio de la Parra, explicó que “en una acción coordinada con Sernapesca de la región del Maule, logramos realizar esta fiscalización con excelentes resultados. Nuestro interés y compromiso con la ciudadanía es cuidar los recursos pesqueros para asegurar el abastecimiento de alimentos a la población y, además, resguardar la seguridad alimentaria, pues la venta de pesca ilegal no da garantías de calidad a los consumidores”.

Maule

Mientras que otro procedimiento de control en el marco del plan nacional de fiscalización para cuidar la pesquería de la merluza, también arrojó positivos resultados. Esta vez se logró detectar el transporte de 1,6 toneladas de merluza común que pretendían ser comercializadas sin AOL.

“Esta situación que no solo involucra una falta a la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), sino que además pone en riesgo la salud de los consumidores, ya que al ser inspeccionado por funcionarios de la Seremi de Salud, se determinó que la pesca incautada no estaba apta para consumo humano; esto, por no respetar la cadena de frío y en las condiciones en que era transportada no eran las óptimas”, detalló el director regional de Sernapesca Maule, Héctor Pontigo.

El trabajo de fiscalización de Carabineros de la Tenencia de Rauco, Tenencia de Curicó y Sernapesca contempló una coordinación entre estas instituciones con el objetivo de detener la comercialización de merluza sin su acreditación de origen legal, lo que va en desmedro de los pescadores y comercializadores que operan respetando la normativa.

“Es lamentable que existan personas que insisten en la comercialización ilegal, porque hacen un daño tremendo no solo a la subsistencia del recurso pesquero, sino además a los pescadores artesanales de nuestras caletas, ya que provoca disminución de los precios que se pagan en playa, afectando la economía de pescadores que trabajan cumpliendo la normativa y declarando su desembarque”, enfatizó Pontigo.

Desde la Dirección Regional de Sernapesca Maule ahondaron que el furgón interceptado no pudo acreditar la procedencia de la pesca de 1,6 toneladas de merluza común, y por tanto, el conductor del vehículo quedó citado al juzgado. En tanto profesionales de la autoridad sanitaria constataron que la pesca no era apta para consumo humano y se instruyó su destrucción.

Para cerrar, Sernapesca subrayó que continuará realizando su labor de proteger la sustentabilidad de esta pesquería, ya que la merluza común da trabajo a miles de pescadoras y pescadores de la región y el país, y es alimento sano y saludable y al alcance de todos los bolsillos de la población. De igual manera, formularon un llamado a la ciudadanía a comprar siempre en locales establecidos o directamente en las caletas, a informarse sobre el período de vedas y a denunciar cualquier irregularidad al número 800 320 032.