Un importante contrato de suministro eléctrico firmaron Skretting Chile y Statkraft, empresa del Estado de Noruega dedicada al desarrollo de energías limpias y renovables. El contrato entrará en vigencia en 2021 y cubrirá la demanda eléctrica de todas las operaciones de Skretting en el país hasta 2025.

“Uno de los atributos importantes a destacar en esta propuesta es asegurar el suministro de energía limpia renovable que será validada a través de certificados internacionales I-REC, cuyos informes serán entregados a fines de cada año. Estos certificados garantizan que el 100% de la energía suministrada es generada a través de recursos naturales renovables, lo que repercute de manera significativa en la reducción de CO2 para nuestra operación en los próximos años”, asegura el gerente de Producción de Skretting Chile, Álvaro Cifuentes.

A su vez, el ejecutivo sostiene que al salir de la matriz energética actual, Skretting Chile bajará a cero las emisiones por efecto de energía eléctrica, “lo que permitirá cumplir con nuestros compromisos con el medio ambiente y nuestros stakeholders, declarados en nuestra política de sostenibilidad a nivel global”.

En tanto, la gerenta general de Statkraft Chile, María Teresa González, destacó la definición que están tomando las empresas por las energías renovables: “La cada vez mayor incorporación de energías limpias en las industrias del país refleja la alta valorización que está teniendo para el mercado contar con procesos cada vez más limpios y bajos en emisiones. Desde una perspectiva global esto toma mayor relevancia, ya que, desde nuestra mirada, las energías limpias son la única solución para enfrentar la crisis climática y detener el calentamiento del planeta. Estamos felices de poder aportar con nuestra energía a nuevos clientes. Además, contarán con suministro limpio y certificado bajo la norma internacional I-REC”, precisa María Teresa González.

Skretting es una de las mayores empresas en el mundo dedicadas a suministrar soluciones nutricionales a la industria de la acuicultura; tiene instalaciones de producción en 19 países en los cinco continentes; fabrica y entrega alimentos para más de 60 especies, desde la incubación hasta la cosecha; y su volumen total anual de producción es de más de 2,5 millones de toneladas.

Statkraft, por su parte, es uno de los primeros generadores de energías renovables de Europa con más de 19.000 MW de potencia instalada y tiene una historia de 125 años, que la sitúan como un actor global en las operaciones del mercado energético. La firma, propiedad del Estado Noruego, ha declarado como urgente el desafío de frenar el cambio climático y, para esto, las energías renovables son la principal solución a este grave problema.