La Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP) y la Sociedad Nacional de Pesca F.G. (Sonapesca) valoraron positivamente el acuerdo por el documento denominado “Túnel de Agua Negra, Esperanza de Desarrollo para la Región de Coquimbo”, aprobado por unanimidad por el Consejo Regional (CORE) y que busca reimpulsar el proyecto. El mencionado documento también fue destacado por la Corporación para la Integración y el Desarrollo Paso Agua Negra (Corpan) y la Asociación Multigremial, ambas de la región de Coquimbo.

El documento establece consideraciones de contexto y razones para impulsar el proyecto del “Túnel de Agua Negra”, cuya ley para su ejecución fue aprobada por el Congreso Nacional el 14 de mayo de 2015 y desde esa fecha autoridades regionales, gremios y sociedad civil han trabajado en una estrategia de promoción y visibilización de la obra.

Para el presidente de la AIP y de la Sonapesca, Osciel Velásquez, “este megaproyecto es de suma importancia para la región, pero también para el país, ya que son muchos los productos e industrias regionales y de otras zonas que se verán beneficiadas con este paso que conectará a Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile, y los océanos Pacífico y Atlántico. Uno de ellos pueden ser los productos del mar, ya que la provincia de San Juan y otras zonas andinas podrán disfrutar de estos alimentos, que no tienen competencia en la sierra trasandina, pero también fomenta la exportación de esos mismos”.

La construcción de esta obra, según los gremios locales, generará una relevante alza de empleo y también permitirá el desarrollo de diversos productos y servicios agrícolas, industriales, pesqueros, comerciales, educacionales, turísticos, culturales, artesanales, los que se verán fortalecidos por las demandas del corredor bioceánico y de los países latinoamericanos, pero también por las demandas de los mercados del Sudeste Asiático.

De acuerdo con el líder gremial, esta demanda impulsará las inversiones para generar productos exportables con arancel cero desde Chile a los mercados internacionales, lo que es una gran oportunidad para los productores regionales.

“Estamos sufriendo la mayor crisis sanitaria global de la historia moderna, y como región y país debemos de dar señales claras y concretas para reimpulsar proyectos que como el ‘Túnel de Agua Negra’, que permiten tener posibilidades reales de desarrollo ante el incierto escenario económico pospandemia. Hoy es tiempo de avanzar, con proactividad, solidaridad y audacia, más unidos que nunca para enfrentar las amenazas económicas”, enfatizó Velásquez.

Desde todos los sectores productivos también se hace un llamado para confluir voluntades entre el sector público y privado con el objetivo de potenciar la integración latinoamericana como motor de desarrollo, transformando a Argentina y Chile en una plataforma comercial.

Sobre el proyecto

Este proyecto, cuyo túnel es de 14 kilómetros de longitud, es una mega obra de infraestructura y tecnología que posee financiamiento compartido y aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$1.500 millones.

Los estudios técnicos han sido levantados por consultoras mundiales especialistas en este tipo de obras. No solo se proyecta como una obra de conectividad internacional, sino que además albergará en sus profundidades un laboratorio de alta tecnología, el Laboratorio Andes, para estudiar la materia oscura (neutrinos), único en Latinoamérica y apoyar otros tantos sectores de la ciencia y la tecnología.

*Fuente de la foto destacada: Diario El Día.