Este martes 28 de julio, la Asociación de la Industria del Salmón de Chile (SalmonChile), junto con representantes del Chilean Salmon Marketing Council (CSMC) y del programa Seafood Watch de Monterey Bay Aquarium de Estados Unidos, dieron a conocer el primer reporte oficial del denominado “Chilean Salmon Antibiotic Reduction Program” (CSARP), programa en el cual está la salmonicultura chilena y que busca reducir, con plazo al 2025, en un 50% el uso de antibióticos.

Según lo informado, en esta iniciativa están participando la gran mayoría de empresas salmonicultoras que operan en Chile, representando en total el 97% de la biomasa. El objetivo final es que el salmón chileno alcance la recomendación de “Buena Alternativa” que promueve Seafood Watch.

En la ocasión, el presidente de SalmonChile, Arturo Clément, valoró el compromiso que ha mostrado la industria local por avanzar en esta iniciativa. “La acuicultura es el futuro de la industria de proteínas y necesitamos trabajar juntos”, mencionó, llamando a los salmonicultores a avanzar con sentido de colaboración, transparencia, compromiso y sustentabilidad.

Respecto de la importancia del proyecto, expuso que aquí se está recibiendo una mirada independiente en cuanto a cómo se pueden mejorar los procesos. De igual forma, hay un amplio acceso a datos del sector, conexión con actores de interés y compradores y desarrollo de metodologías basadas en datos y ciencia, entre otros factores. “Queremos ser líderes globales en innovación acuícola, buenas prácticas y mitigación del cambio climático”, sostuvo el ejecutivo.

La directora nacional de Sernapesca, Alicia Gallardo, en tanto, abordó la importancia que tiene trabajar en la reducción del uso de antimicrobianos. Según sus palabras, el Servicio se ha encargado de difundir este propósito debido a que tiene mucho que ver con el concepto de “Una Salud”, bajo el cual la salud humana y animal deben estar siempre interrelacionadas. También destacó los avances que se han dado en la salmonicultura local, la cual ha trabajado fuertemente, junto con la institucionalidad pública, para mejorar el modelo productivo y aumentar los estándares de bienestar animal.

Resultados del proyecto

El primer reporte del trabajo que han estado realizando los salmonicultores chilenos junto con Seafood Watch los dio a conocer el senior fellow in Aquaculture Sustainability del programa, Rolando Ibarra. Según lo informado por el ejecutivo, el CSARP partió como una simple conversación que se transformó en una gran idea, bajo la cual la industria del salmón, en su conjunto –bajo el liderazgo de SalmonChile–, asumió el compromiso de avanzar hacia un menor uso de antibióticos. “La industria entendió que aquí hay un camino por recorrer y se sumó a este compromiso”, expresó el profesional.

En cuanto al reporte, propiamente tal, destacó que este contiene información valiosa del 97% de la biomasa de salmón que se produce a nivel nacional. Desglosado por especie, los datos representan el 100% de la producción de salmón Atlántico y coho, y un 70% de la producción de trucha arcoíris. De igual forma, la medición comenzó en 2017, sin considerar los ciclos sembrados el 2015 ni afectados por el bloom de algas de 2016.

Los datos muestran que si bien se partió en 2017 con un consumo de antibióticos de 412,8 gramos por tonelada cosechada, en 2018 se pasó a 366,9 gramos, mientras que en 2019 se registraron 293,6 gramos (en ciclos cerrados). De esa forma, se tiene una reducción acumulada de un 28%, quedando el desafío de reducir un 22% más (87 gramos por tonelada cosechada) para llegar a la meta de tener un consumo de 206 gramos por tonelada cosechada.

En cuanto a regiones, se aprecia que tanto en Los Lagos, como Aysén y Magallanes, ha habido reducción, aunque la de Aysén es la que mantiene el mayor consumo. Asimismo, se ha apreciado un avance en las tres especies de cultivo (Salar, coho y trucha), siendo la más destacada el salmón coho, con solo 38,4 gramos por tonelada cosechada en 2019.

Este informe será publicado prontamente en la página del programa, así como en la página de Seafood Watch y de SalmonChile. Tendrá un formato interactivo, de modo que se espera sea atractivo para quienes deseen conocer la información.

Fotografías: Editec