“Pese a todos los esfuerzos que hemos realizado con los gremios, socios y familiares de la pesca artesanal, y la ayuda de las instituciones públicas y privadas para contar con la sanitización oportuna, los primeros casos con Covid-19 en nuestra caleta demuestran lo desprotegidos que se encuentra las y los pescadores artesanales ante esta pandemia, por lo que llamamos a las autoridades competentes a entender y visualizar medidas para resguardar a la gente de mar”, fueron las palabras con las que el presidente de la Corporación de Pescadores Artesanales de Caldera (región de Atacama) y secretario de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), Miguel Ávalos, describió la situación por la que atraviesa el sector ante la crisis sanitaria.

“Es muy complejo lo que está sucediendo en las caletas del país. Hay nula comunicación entre los gobiernos regionales y las seremis (secretarías regionales ministeriales) de Salud para enfrentar esta pandemia. Nosotros expresamos oportunamente a la autoridad sanitaria que debiese velar por el resguardo de la gente de mar accionando cordones sanitarios constantes”, enfatizó el dirigente.

Y agregó, “no bastó con la voluntad de la alcaldesa de Caldera y los funcionarios de Cesfam (centro de salud familiar), que lograron coordinar las acciones para tomar los exámenes de PCR en la caleta, porque a poco tener la totalidad de los resultados, ya existen contagiados, lo que lamentamos profundamente”.

En este contexto, Ávalos cerró diciendo que “hace más de diez años que nuestro sector entiende de trazabilidad y exigencias sanitarias porque son normas legales que constantemente Sernapesca (Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura) nos instruye. Es por eso que más allá de lo que nos está sucediendo, queremos entregar tranquilidad a toda la población que aún adquiere nuestros productos, que ahora hacemos llegar directo a sus domicilios de una forma distinta y sanitaria”.

LEA TAMBIÉN >> En Arica realizan toma de muestras PCR a pescadores