Nuseed Americas Inc., empresa filial de Nufarm Limited, recibió el pasado 30 de julio la confirmación de las autoridades reguladoras de Canadá de que su aceite de canola refinado DHA se considera seguro para el consumo humano y que el aceite y la harina de canola cruda de DHA son seguros para la acuicultura y la alimentación del ganado, respectivamente.

Al publicar su evaluación, Health Canada determinó que el aceite altamente refinado derivado de la canola Omega-3 de Nuseed es seguro para el consumo humano en el país norteamericano.

Por separado, la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos (CFIA) determinó que la harina de canola Omega-3 de Nuseed es segura para su uso en la alimentación del ganado y el aceite es seguro para la alimentación de los peces. CFIA confirmó, además, que la canola Omega-3 de Nuseed no presenta un mayor riesgo ambiental en comparación con otras canolas cultivadas y está aprobada para el cultivo.

La compañía aseguró que su producto cubre la brecha entre la cantidad de Omega-3 necesaria para apoyar la nutrición humana y animal y lo poco que el océano puede proporcionar de manera sostenible. Tiene un perfil único de ácidos grasos ricos en DHA y se ha desarrollado como una alternativa al aceite de pescado para ser incluido en alimentos acuícolas (comercializados como Aquaterra®) y para la nutrición humana (comercializados como Nutriterra®).

El ejecutivo del grupo, Brent Zacharias, dijo que las aprobaciones regulatorias canadienses son un hito importante en el desarrollo y comercialización de la canola Omega-3, «y ciertamente, una oportunidad comercial transformadora».

«Canadá es el tercer mayor productor de salmón de cultivo a nivel mundial. Estas aprobaciones posicionan a Nuseed para abastecer al mercado canadiense con un aceite que se ha demostrado que proporciona beneficios para la salud de los peces y permite los objetivos de sostenibilidad de la industria; particularmente en reducir la dependencia de los escasos ingredientes marinos», mencionó Zacharias.

A su vez, puntualizó que «dada la posición de Canadá como el mayor país productor de canola, la aprobación también garantiza nuestra escalabilidad futura, dándonos acceso a un mercado clave de expansión».