“Quisiéramos agradecer al presidente de la Comisión de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural de la Cámara de Diputadas y Diputados, Jorge Sabag Villalobos, y a los parlamentarios que conforman esta comisión, por invitarnos a exponer nuestros planteamientos sobre el proyecto de ley (PDL) que crea el Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural. Agradecemos también al ministro de Agricultura, José Antonio Walker Prieto, quien por su intermedio ha dispuesto que sus asesores legislativos participen en los conversatorios que hemos estado organizando como Asociación Gremial de Mitilicultores de Chile (AmiChile)”.

Así comenzó diciendo AmiChile, importante gremio vinculado a la mitilicultura en la región de Los Lagos, en su presentación ante la Comisión de Agricultura de de la Cámara, este lunes 3 de agosto. El gremio representa a 52 socios, entre productores pequeños, medianos y grandes, que cultivan el 70% del total de choritos (Mytilus chilensis, conocidos como mejillones en los mercados internacionles) producidos en Chile y más del 80% de las exportaciones del sector. Entre sus socios, el 60% son productores mipymes (31), el 21% está representado por once de las compañías más grandes en procesamiento y cultivo del país, mientras que el 19% restante son proveedores de servicios e insumos.

La actividad es casi 100% regional y da trabajo a aproximadamente 12.000 personas en forma directa y 5.000 personas de manera indirecta. La mayoría de las empresas mitilicultoras o cultivadoras de choritos son pequeñas empresas. En la actualidad, Chile es el segundo productor o cultivador de choritos del mundo, después de China, y el primer exportador mundial de productos terminados en base a este recurso, principalmente cocido y congelado.

“Respecto al proyecto de ley (PDL), contenido en el Boletín N°13218-06, que crea el Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural, queremos señalar que como gremio lo hemos estado analizando en profundidad y nuestra posición es apoyarlo, siempre y cuando la moción demuestre explícitamente un fortalecimiento del sector acuicultor en la búsqueda de solución y término a proyectos pendientes y condiciones reales en beneficio del sector público y privado, asegurando un crecimiento sostenido en el tiempo como una de las actividades estratégicas en la producción de alimentos de Chile, para el país y para el mundo. Sin embargo, el PDL, así como está redactado, carece de mucho contenido al respecto y no da certeza del futuro de las actividades de pesca y acuicultura, por lo que creemos que debiera extenderse la discusión parlamentaria para darle una mejor estructura, con la participación de todos los actores involucrados en estas actividades”, subrayó la AmiChile.

A continuación, citamos algunas de las observaciones generales al proyecto de ley que presentó el principal gremio mitilicultor del país:

– El traspaso orgánico de instituciones relacionadas con la acuicultura y pesca al Ministerio de Agricultura, a través de la creación del Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural, puede representar una oportunidad para relevar la importancia económica y social de la acuicultura en nuestro país, resolviendo temáticas históricas que la actual institucionalidad, a nuestro juicio, no ha logrado atender en forma adecuada ni oportuna; nos referimos por ejemplo: al ordenamiento del territorio, relocalizaciones efectivas, resguardo de espacios para captación de semillas, normativas ambientales diferenciadas, entre otros aspectos. Sin embargo, para AmiChile no es suficiente con centralizar todos los alimentos en un solo ministerio, y tenemos muchas interrogantes que nos hacen dudar sobre el real beneficio que este cambio de institucionalidad va a ocasionar sobre la acuicultura en general, y sobre la mitilicultura en particular, conociendo la gran cantidad de desafíos y problemáticas que ya enfrenta por sí solo el Ministerio de Agricultura. Nos referimos, por ejemplo, a las sequías, eficiencia hídrica, cambio climático, entre otros.

– En la práctica, la actual Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), que actualmente depende del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, dedica un alto porcentaje de su gestión y recursos a abordar y resolver temáticas de la pesca artesanal e industrial en desmedro de la acuicultura, y cuando se tratan aspectos que afectan a la acuicultura, la prioridad claramente radica en la salmonicultura, viéndose limitada la gestión sobre aquellos aspectos que afectan a la mitilicultura. En este sentido, no vemos en el PDL la voluntad política y parlamentaria de crear un ministerio que agrupe las actividades costeras del país, lo que a nuestro juicio sería lo adecuado; y por lo tanto, se esperaría que, a lo menos, se configure la creación de subsecretarías independientes para la pesca por una parte y para la acuicultura por otra, además de la Subsecretaría de Agricultura ya considerada en el PDL. De esta forma, creemos que nuestro sector sería efectivamente priorizado.

– Por otra parte, si la intención es fortalecer los sistemas de gestión de los diferentes servicios que integran las subsecretarías de Pesca y Acuicultura y la de Agricultura, como lo señalado por el profesor Luis Cordero en la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de fecha 14 junio 2020, se esperaría que el PDL se haga cargo explícitamente sobre cómo se lograría ese objetivo, situación que hasta ahora no está considerado en la iniciativa. Así, tendríamos la tranquilidad de que las mejoras, el fortalecimiento, la modernización, los presupuestos y la descentralización de los servicios que se promueve en las discusiones parlamentarias y se establecen como necesarias desde los sectores productivos, serían efectivamente incluidas en las nuevas normativas que reglamentarán este PDL.

– Es preciso señalar que en AmiChile estamos convencidos de que el diálogo con los actores interesados es clave para que se configure una legislación que satisfaga los intereses de los sectores productivos involucrados. Sin embargo, la sensación generalizada de muchos actores y organizaciones de los sectores de pesca y acuicultura es que se desconoce si nuestros planteamientos serán considerados, porque hasta ahora, los comisionados solo explican y enuncian las mismas respuestas iniciales que han sido descritas en el proyecto. En consecuencia, nos queda la duda si efectivamente se implementarán mejoras a la iniciativa.

– Conforme con lo señalado por la FAO (2016), la acuicultura es la alternativa para incrementar el suministro de alimentos provenientes de recursos marinos y acuáticos que demandará la humanidad en el presente siglo, actividad que en Chile, y en la región de Los Lagos específicamente, es una de las actividades productivas con mayor impacto socioeconómico. En este contexto, tal como señalamos en párrafos anteriores, AmiChile solo estará de acuerdo con el PDL en la medida que este considere crear una Subsecretaría de Acuicultura y otra de Pesca, además de la Subsecretaría de Agricultura, incluyendo el fortalecimiento efectivo de los modelos de gestión de todos los organismos involucrados, en nuestro caso, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y el Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal (Indespa).

LEA >> Confederaciones de pescadores reiteran su “rechazo absoluto” a proyecto que crea nuevo ministerio

LEA TAMBIÉN >> Ferepa respalda declaración de la Alianza Marítima de Chile en donde se rechaza nuevo ministerio

RELACIONADO >> Hugo Arancibia, por Cuenta Pública: “Al Gobierno no le interesa la pesca artesanal”