Como un “gran triunfo” catalogó la organización de conservación marina Oceana, la resolución en la cual el Consejo para la Transparencia (CPLT) falló que el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) debe entregar la información desagregada sobre uso de antibióticos y biomasa producida en 2018, contradiciendo a las salmonicultoras que se negaron a proporcionar dichos datos aduciendo que se trataba de información que afectaría sus derechos comerciales.

Recordemos que estos son antecedentes que Oceana por muchos años ha solicitado a través de distintos canales, exigiendo mayor transparencia y acceso a la información de la industria salmonicultora, considerando -ha dicho reiteradamente la ONG- los alcances que tiene el excesivo uso de antibióticos para la salud de las personas y para el medio ambiente.

“En 2014, cuando realizamos la primera solicitud de información en la materia, el Consejo para la Transparencia negó hacer entrega de la información. Tuvimos que llegar hasta la Corte Suprema para que se nos diera la razón y se reconociera el derecho de las personas de acceder a información que puede potencialmente afectar su salud o el medio ambiente. Por ello, esta decisión finalmente instaura la trasparencia como principio rector”, valoró la directora ejecutiva de Oceana Chile, Liesbeth van der Meer.

En julio de 2019, Oceana solicitó vía Ley de Transparencia la información a Sernapesca, “pero como es habitual en la industria, varias de las empresas se opusieron”, puntualizó la entidad ambientalista en un comunicado de prensa, subrayando que de las 18 compañías a las que se les solicitó la información, nueve se negaron a entregarla. “Salmones Camanchaca, AquaChile, Salmones Multiexport, Cultivos Yadrán, Cermaq Chile, Australis Mar, Salmones de Chile, Invermar y Salmones Cupquelan adujeron que esta era una información afectaría sus derechos comerciales y económicos”, precisó Oceana.

Buscando revertir la negativa, Oceana presentó en septiembre de 2019 un recurso de amparo que el CPLT acogió en su totalidad. En la sentencia, el organismo estableció que “de la información pedida no concurre la causal de reserva de afectación a los derechos comerciales y económicos de las empresas que se opusieron a la entrega”, agregando que además “existe un interés público asociado al conocimiento de tales antecedentes al encontrarse vinculada con una materia que puede comprometer la salud pública”.

“Las personas tienen derecho a conocer sobre el uso de sustancias utilizadas por industrias cuando estas puedan afectar su salud o al medio ambiente. Se trata de una información que debe estar disponible de forma permanente y, para ello, se requiere de un cambio legal”, explicó Javiera Calisto, directora de la Campaña de Contaminación Marina de Oceana Chile, quien agregó que “en la actualidad el sistema permite que las empresas nieguen la entrega de ciertos datos argumentando que puede afectarles comercialmente, dilatando el acceso a dicha información y retrasando la entrega hasta por cinco años”.

Desde la organización de conservación marina, recalcan que actualmente existe un proyecto de ley en el Senado que busca regular con mayor efectividad las malas prácticas en la industria del salmón. Por una parte, este proyecto apunta a la problemática de los escapes masivos.

LEA >> Sernapesca entrega estimación oficial de peces escapados desde centro “Caicura”

Por otro lado, el mismo proyecto apunta a una obligatoriedad para que todas las salmonicultoras publiquen la cantidad de antibióticos utilizados y también la producción de las mismas, “mejorando así la transparencia en un sector que se ha caracterizado por negar constantemente información de carácter público”, aduce la moción.

RELACIONADO >> Estudian el tiempo de muestreo y la estrategia de vigilancia del SRS

Antiparasitarios

En octubre de 2019, Oceana solicitó por Ley de Transparencia la información relativa con la cantidad y tipo de productos utilizados en tratamientos antiparasitarios por cada centro de cultivo, junto con la producción anual entre 2015 y 2019, ambos incluidos.

“Sin embargo, de las 19 compañías a las que se les solicitaron los datos, 14 se opusieron y son: Mowi Chile, Australis Mar, Multiexport, Cultivos Yadrán, Cermaq Chile, Cooke Aquaculture, Ventisqueros, Salmones Camanchaca, Salmones Blumar, Empresas AquaChile, Salmones de Chile, Salmones Austral, Salmones Aysén y Caleta Bay”, detalló la organización no gubernamental en el mismo comunicado.

El CPLT determinó que la información debe ser entregada, ya que no afecta los derechos comerciales y económicos de las empresas, “y atendido que existe un interés público asociado al conocimiento de tales antecedentes al encontrarse vinculada con una materia que puede comprometer la salud pública”.

*La foto destacada es de contexto.