Novedades hay en la plana directiva del Centro de Innovación Acuícola AquaPacífico. Luego que su anterior director ejecutivo, Axel Klimpel Udovic, presentara su renuncia por motivos personales, el directorio de la entidad nombró en su reemplazo al español Fernando Jiménez de Cea Cano, con miras al inicio de una nueva etapa de avances hacia la consolidación nacional e incremento de los vínculos con centros tecnológicos internacionales.

De profesión abogado, Fernando Jiménez de Cea derivó a las áreas de finanzas y empresas, cursando sucesivos MBA (del inglés Maestría en Administración de Empresas, Maestría en Administración de Negocios o Máster en Administración y Dirección de Empresas), diplomados y un máster en Recursos Humanos en universidades hispanas, además de un postítulo en Gestión Empresarial para Pymes en la Universidad Católica de Chile.

Su trayectoria laboral de más de veinte años la inició en entidades financieras y grupos empresariales de la península ibérica, desempeñándose como gerente de finanzas y personas del Grupo MRF Cartuja S.A., gerente general de Cartuja Financiera Andaluza S.A. y gerente de finanzas internacional de Fundación Cades, cargo por el que llegó a Chile en 2016. Regresó a España para asumir como gerente general en el Centro de Innovación y Tecnología Faico, especializado en inteligencia artificial, desde donde siguió ligado a nuestro país por diversos proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), incluyendo iniciativas en acuicultura.

Respecto al desafío de liderar AquaPacífico, Jiménez de Cea sostiene que se trata “de un gran reto profesional, por lo que significa el centro para el desarrollo de la acuicultura en zonas del centro-norte, muy rezagadas respecto a la industria acuícola del sur de Chile. Nuestro propósito es impulsar la actividad de una manera integradora, que abarque a los diferentes actores, desde las mesas de pescadores y pymes (pequeñas y medianas empresas) a proyectos de mayor envergadura a nivel empresarial”.

De acuerdo con Jiménez de Cea, se busca que la actividad de AquaPacífico esté alineada “con una economía sostenible y circular, respetando la normativa medioambiental vigente, para proteger y cuidar la biodiversidad marina tan diversa y propia de un país cuyo segundo motor económico se centra en su extenso litoral. Lograr lo anterior, no solo traerá beneficios económicos, sino que también sociales, pues la acuicultura es la actividad económica de muchas familias de la región”, enfatizó.

Según el nuevo director ejecutivo, hay un gran potencial en la macrozona centro-norte del país, que permite generar emprendimientos innovadores en acuicultura, “por lo que veo interesantes oportunidades. Para lograr desarrollarlas, me siento apoyado por un equipo, que es de alto nivel técnico y profesional, y por las prestigiosas instituciones que integran AquaPacífico, como son Fundación Chile y Universidad Católica del Norte”.

Para cerrar, asegura que “tenemos proyectos importantes y esas iniciativas debemos concretarlas con una ejecución óptima, para que el centro sea sustentable y un referente en la zona, con una visión de desarrollo nacional e internacional”.