La Iniciativa Global del Salmón (GSI, por su sigla en inglés) cumple este 15 de agosto siete años desde que en 2013 un grupo de directores ejecutivos de importantes salmonicultoras a nivel mundial se reunió para discutir el desempeño sustentable del cultivo de salmón, concluyendo que se necesitaba avanzar en su desempeño ambiental. «El cambio no sería fácil, pero trabajando juntos para mejorar la transparencia de la industria, avanzar en el desempeño ambiental y estar a la vanguardia de las innovaciones sostenibles, se creía que era posible», manifestaron desde la organización.

Entre los avances de este conglomerado destacan: lanzamiento del primer Informe de Sostenibilidad de toda la industria en el sector alimentario; ASC ha certificado el 60% de la producción de GSI y el número sigue creciendo; reducción del uso de antibióticos en un 50% entre los miembros (2013-2019) gracias a una plataforma global de intercambio de conocimientos; e importantes mejoras impulsadas en la sostenibilidad de los alimentos para peces, incluida la mejora de la eficiencia de los piensos, la introducción de nuevos aceites y la optimización del uso de subproductos sostenibles.

Junto con su aniversario, GSI también lanzó su nueva visión avanzada para el futuro, incluidos nuevos proyectos que se cree que tendrán el mayor impacto contra algunos de los desafíos globales más urgentes. En asociación con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) «desarrollaremos un marco de presentación de informes, el primero en su tipo, sobre el impacto climático en el sector alimentario, que se utilizará para mejorar las estrategias de mitigación del clima en toda la cadena de producción y suministro», expresaron.

Documento sobre alimentación de peces

El grupo también ha compartido por estos días documento titulado «El compromiso de GSI con la alimentación sostenible para peces». Aquí, se expresa que «los ingredientes de los pellets juegan un papel importante en la eficiencia del cultivo de salmón. Es que proporcionan a los peces todas las proteínas y nutrientes esenciales necesarios para una salud y un crecimiento óptimos, lo que hace que el salmón de cultivo sea una opción dietética saludable». Según la agrupación, sus empresas están estableciendo nuevos enfoques para cultivar salmónidos de manera eficiente, proporcionando a los peces los nutrientes que necesitan para estar sanos, sin ejercer más presión sobre las poblaciones de especies silvestres o los recursos naturales para la elaboración de las dietas.

«La iniciativa ‘Nuevos aceites para dietas de salmón’ del GSI nos ha proporcionado información invaluable y soluciones variadas para respaldar la sostenibilidad de la industria salmonicultora. Sin este enfoque proactivo, estaríamos años atrás de donde estamos hoy», aseguró en el documento el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) del Grupo BioMar, Carlos Díaz.

Mientras que Tor Eirik Homme, quien es director de Alimentación y Nutrición de Grieg Seafood ASA, sostuvo que «una de las mayores innovaciones que ha tenido la salmonicultura durante la última década es la reducción significativa en el uso de peces silvestres como parte de la dieta de los peces de cultivo».

A su vez, el ejecutivo de la productora de salmones de origen noruego dijo que a través de la innovación y las mejoras en las técnicas de alimentación, «no solo hemos podido reducir la cantidad de recursos marinos necesarios, sino que también hemos podido identificar nuevos recursos novedosos para reemplazar los aceites marinos que necesitábamos antes».

Descargue aquí el documento completo (en inglés) >> GSI_Case-Study_Commitment_2020

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo de Editec.