La acuícola-pesquera Camanchaca informó -en un comunicado de prensa- que comenzó a implementar el programa denominado “En Camanchaca nos ocupamos de tu salud y la de tu familia” con el objetivo de promover la prevención y el autocuidado entre sus trabajadores, sus familias y a la comunidad en general. La iniciativa da continuidad a la campaña “En Camanchaca nos cuidamos todos”, que implementó la empresa para evitar contagios en sus operaciones y que le ha permitido mantener la actividad en toda su cadena productiva.

“La industria relacionada con el mar es un motor y sustento de la región del Biobío, y como Camanchaca es parte de ese motor, hemos buscado cuidar la salud de nuestros trabajadores y así mantener las actividades funcionando. Por esto hemos resuelto redoblar los esfuerzos para reducir los riesgos de contagios más allá de nuestras instalaciones, conectándonos con las familias de nuestros colaboradores y en general con las comunidades donde trabajamos. Estamos haciendo un trabajo colaborativo con autoridades y organizaciones sociales, extendiendo nuestro programa de prevención que incluye campañas masivas para testear al 100% de los trabajadores y detectar tempranamente contagios, encuestas para saber de grupos familiares de mayor riesgo y vulnerabilidad, asistencia proactiva a través de nuestro ‘Fono Salud Camanchaca’, campañas radiales educativas en lugares como Tomé, e incluso concursos infantiles para promoción de conductas seguras”, comentó el gerente general de Camanchaca, Ricardo García.

Entre las iniciativas –que serán informadas en medios locales y plataforma corporativa– se cuentan campañas masivas de testeo a los trabajadores de las plantas de Tomé, para lo que se dispondrá de 1.500 test rápidos certificados por el Instituto de Salud Pública (ISP), que permitirá contar con un muestreo para el 100% de los trabajadores de las plantas de salmones y langostinos ubicadas en la comuna.

También se realizará una encuesta socio-sanitaria interna en los trabajadores pertenecientes a las tres plantas de la región, situadas en Tomé, Coronel y Talcahuano, que entregará información para implementar medidas y evitar el contagio del virus. Por ejemplo, conocer el número y lugar de residencia de adultos mayores y enfermos crónicos, entre otros.

En tanto, para reforzar las medidas de control sanitario en los hogares, se inició la entrega de más de 1.700 termómetros digitales a cada uno de los trabajadores de las plantas de Camanchaca en el Biobío. También el “Fono Salud Camanchaca”, habilitado desde abril y que funciona “24/7” a cargo de personal especializado. “A partir de ahora, no solo estará disponible para atender las dudas de los colaboradores y sus familias; sino que también hará un seguimiento proactivo de la salud de los trabajadores y de su grupo familiar de forma permanente”, aseguró la empresa.

Además de las iniciativas internas, Camanchaca quiso extender su campaña y seguir buscando diferentes formas de generar conciencia en la comunidad sobre las medidas de autocuidado, contemplando actividades para disfrutar en familia. Es así como el próximo sábado 22 de agosto se programó una función de títeres, a cargo de la compañía Sesenta Deditos, titulada “Enfermera Susana, tras la corona del virus”, la que será transmitida a través de Facebook Live por la cuenta Camanchaca Amiga de forma gratuita.

Ese mismo día, se lanzará el concurso de videos cortos TikTok, que busca premiar las mejores performance que inviten a evitar los contagios de coronavirus. El material audiovisual será publicado en las redes sociales de Camanchaca y se premiarán los tres videos que reflejen mejor las medidas de prevención que hay que realizar para evitar que el Covid-19 entre en los hogares.

Finalmente, Ricardo García aseguró que continuarán “realizando los esfuerzos necesarios para seguir aportando al desarrollo sustentable de las comunas donde trabajamos, orientando nuestro programa Camanchaca Amiga para estos propósitos. Estamos disponibles para colaborar con nuestros vecinos, tal como lo hemos hecho hasta ahora, para proteger a nuestros trabajadores y sus familias y así cuidar a la empresa, cuya operación es parte vital de la economía regional y la cadena de alimentación de Chile”, concluyó el ejecutivo.