Tras registrar un récord histórico el primer trimestre -más aún considerando que estamos en un contexto de pandemia por el Covid-19 (coronavirus)-, el Grupo BioMar sigue anotando positivos resultados financieros. Es que ahora se conoció que su volumen de ventas aumentó un 9%, mientras que los ingresos subieron un 7% en comparación con el segundo trimestre del año pasado.

El crecimiento se debió principalmente a un sólido desempeño en los mercados del salmón en todos los países en donde tiene operaciones, respaldado por el nuevo negocio salmonicultor en Australia.

En este escenario, el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) del Grupo BioMar, el chileno Carlos Díaz, explicó que una consolidada cartera de productos, ofertas de productos competitivos y una estrecha colaboración con los clientes que luchan contra los desafíos de la pandemia, han sido algunos de los factores que impulsaron el balance.

“Hemos visto que, en tiempos de crisis, se deben encontrar soluciones trabajando juntos en toda la cadena de valor. Durante los últimos meses hemos colaborado con proveedores y clientes asegurando la continuidad del negocio y un suministro estable de alimentos a los consumidores finales. Al mismo tiempo, hemos experimentado una inmensa dedicación de nuestros empleados comprometidos en entregar productos de alta calidad y soluciones de productos muy competitivos a nuestros clientes a pesar de los bloqueos y los desafíos del mercado”, subrayó Carlos Díaz.

DKK$1 (coronas danesas) = US$0,16

Si bien las unidades de negocios de alimentos para salmón y trucha han tenido un alto desempeño durante el segundo trimestre en comparación con el mismo trimestre del año pasado, el negocio de alimentos para camarones se ha visto ligeramente desafiado debido a la interrupción de la exportación de camarón ecuatoriano a China por el Covid-19.

LEA >> Ecuador logra revertir suspensión de China a establecimiento procesador de camarones

Al mismo tiempo, los mercados mediterráneos se han visto desafiados al cierre casi total del sector HoReCa (acrónimo de HOteles, REstaurantes y CAfeterías), así como en la mayoría de las principales naciones europeas, y las restricciones de viaje que afectan a la temporada turística. Además, los efectos del ciclón tropical mediterráneo “Gloria” (‘medicane’, del inglés ‘mediterranean hurricane’), que destruyó una parte considerable de las instalaciones acuícolas en España.

“Esta primavera y principios del verano (boreal) han sido un período muy desafiante y volátil para todas nuestras unidades de negocio, y hemos estado constantemente alerta. Afortunadamente, hemos construido un modelo de operación donde la agilidad local es la piedra angular. Por tanto, nuestras unidades de negocio han tenido la capacidad de encontrar soluciones junto con los clientes a medida que evolucionaba la situación. Guiarse por un propósito fuerte hace que sea más fácil estar alineados e innovar cuando el mundo está en constante cambio”, argumentó el CEO de la firma especializada en nutrición acuícola y que es controlada por Schouw & Co.

Para cerrar sus declaraciones, Díaz dijo estar “orgulloso, porque estamos atravesando el primer período de la pandemia con resultados tan positivos. Sin embargo, todavía no estamos ‘del otro lado’ y lo más probable es que haya un mayor impacto comercial debido a las desafiantes condiciones del mercado para nuestros clientes y como BioMar estaremos allí para apoyar”, aseguró.

Con respecto a lo último, en el mercado local, el gerente general de BioMar Chile, Eduardo Hagedorn, comentó que “a casi cinco meses de la pandemia en nuestro país, observamos estos resultados con prudencia. Si bien hemos sorteado bien la situación, vemos que las proyecciones locales son conservadoras y nos mantendremos en esa línea y apoyando los desafíos de nuestros clientes”.

*Créditos de la foto destacada: Corbion.