El pasado jueves 13 de agosto, un pontón perteneciente a Salmones Austral, de más de 300 toneladas, varó en las costas de Quillaipe, en Puerto Montt (región de Los Lagos). La empresa ha informado que el pontón poseía cerca de 5 mil litros de combustible y 20 toneladas de alimento. Además, recientemente se indicó que este miércoles se iniciaría el reflotamiento y que el combustible ya fue retirado del artefacto bajo la supervisión de la Autoridad Marítima, mientras que el alimento se extraerá una vez que el pontón se encuentre en el astillero.

El seremi de Economía de la región de Los Lagos, Francisco Muñoz, destacó que, en el caso de este siniestro, se procedió a una comunicación oportuna tanto con Sernapesca como con la Armada por parte de la compañía. “La principal preocupación era el tema de los hidrocarburos y se informó y se corroboró con la Autoridad Marítima, la presencia de aproximadamente 6.000 litros de petróleo que fueron oportunamente rescatados. Se estima que una porción menor fue derramada al agua. Sin embargo, por parte de la empresa se tomaron todas las medidas de contención de ese derrame.  Es un tema que nosotros visualizamos oportunamente a través del Comité Interconstitucional de Contingencias Ambientales (CIICA) y que es importante discutir, pues se está trabajando en la pronta implementación de un reglamento especial para las estructuras flotantes”, sostuvo.

La autoridad agregó que tanto la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), la Autoridad Marítima y Sernapesca ya emitieron sus instrucciones respecto de lo que debe hacer la empresa en los próximos días. Respecto al plazo para solucionar este hundimiento, el seremi comentó que “mientras dure el evento o exista algún residuo orgánico o no orgánico en el lugar, Salmones Austral debe adoptar las medias exigidas por la autoridad. El reglamento de acuicultura mandante determina con claridad que no puede haber ningún resto que se mantenga presente en el lugar, ya sea por este tipo de eventos derivados de emergencias climáticas o por cualquier incidente que pueda afectar la estructura metálica”.

En cuanto a las exigencias impuestas por las autoridades, Salmones Austral procedería, dentro de estos días, a una toma de muestra de agua en el sector del varamiento y a coordinar los análisis correspondientes. “La Superintendencia del Medio Ambiente tiene la capacidad del muestreo, pero también se le obliga a la empresa, en este caso a Salmones Austral, a mantener un monitoreo permanente y un flujo de información que debe ser entregada oportunamente a los estamentos fiscalizadores. Pese a esto, no se tiene conocimiento de cuándo estarán disponibles los resultados de las muestras de agua circundante al lugar”, expresó el seremi.

Francisco Muñóz informó que traves del CIICA “hemos propiciado que se cumpla con el Reglamento Ambiental de la Acuicultura, que es claro respecto de que no pueden existir residuos provenientes de estas actividades, ya sea por abandono de lugar o por incidentes ambientales. Hay que dejar claro que la causa por la cual se produce un incidente no puede ser condicionante de dejar efecto de residuos en los lugares donde se desarrolla la actividad”.

Escapes de peces

Finalmente, en cuanto a los escapes de peces que se han producido el último tiempo, como el caso de Salmones Camanchaca y Salmones Blumar, Francisco Muñoz expresó que “en el caso de Playa Maqui de Salmones Camanchaca fue una acción de terceros, eso es una denuncia que está en la fiscalía. Ellos activaron el protocolo de recaptura y cumplieron con la meta. En el caso de Blumar hay diversas causas, que también se encuentran en investigaciones en la Brigada de Delitos y la Policía de Investigaciones (PDI). Pero al menos, en cuanto a las medidas de recaptura, a lo que corresponde al porcentaje de exigencia de recaptura, ya está cumplido, pero los mismos tres servicios que fueron mencionados anteriormente, particularmente la Autoridad Marítima, es la que está determinado las medidas hacia las empresas”.

El seremi de Economía añadió que “nosotros el día jueves vamos a tener una nueva reunión del CIICA –la cuarta en cuanto al tema de Blumar– para que se actualice la información respecto de la recaptura, pero también el tratamiento que va a tener tanto la estructura metálica, el enmalle y también la materia orgánica que está presente en el fondo del mar”.