La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) publicó un nuevo reglamento que impone mayores exigencias a las estructuras de cultivo de salmónidos. Esto, con el objetivo de disminuir el riesgo de hundimiento de jaulas o escape de peces, tal como ocurrió recientemente en el centro “Caicura” de Blumar, que está emplazado en la comuna de Hualaihué, provincia de Palena, región de Los Lagos.

La norma -contenida en la resolución exenta (R.E.) N°1821- fue elaborada bajo la premisa de que esas estructuras deben ser capaces de contener a los peces e impedir su fuga cuando ocurren tormentas, marejadas u otras contingencias.

En ese contexto, el reglamento dispone una serie de obligaciones para las empresas salmonicultoras y advierte que estas son responsables directas de la seguridad de dichas estructuras.

Así, por ejemplo, se establece que los centros de cultivo deberán someterse a “verificaciones” semestrales, vale decir a inspecciones de los elementos que conforman las estructuras (tanto sumergidos, como en superficie) para efectuar las mantenciones o reparaciones necesarias. “Las distintas acciones que se ejecuten en este ámbito quedarán debidamente registradas”, aseguró la Subpesca.

La nueva norma instruye, además, la certificación anual de esas instalaciones. La acreditación deberá ser realizada por un especialista o una entidad distinta del titular de la concesión salmonicultora.

Con ese fin, se creará un registro de certificadores integrado por personas o agencias que garanticen idoneidad para desarrollar esa labor clave.

LEA >> Escape de peces: Los eventos que han afectado este año a la salmonicultura nacional

La norma de la Subpesca considera también una metodología relacionada con la medición de los distintos elementos que puedan impactar sobre las jaulas de cultivo o que de algún modo se vinculan con ellas: corrientes, vientos, olas, profundidad del área acuícola, características del fondo marino, entre otros.

LEA >> SMA: Salmonicultoras deberán implementar sistema de monitoreo continuo y en línea

La misma metodología determina fórmulas de cálculo y coeficientes de seguridad que deben aplicarse en la determinación de la cantidad y dimensiones de los fondeos (anclajes de las estructuras), así como requisitos para garantizar la vida útil de las jaulas y las redes de cultivo.

LEA >> Oxxean será la empresa encargada del plan técnico para recuperar el centro “Caicura”

“Se trata de una normativa que venimos trabajando durante los dos últimos años y que, básicamente, comprende mejores y más exigentes estándares para el cultivo de los salmones en las jaulas, con el fin de prevenir hundimientos y escapes”, afirmó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya.

LEA >> Seremi de Economía: “Hemos propiciado que se cumpla con el Reglamento Ambiental de la Acuicultura”

El nuevo reglamento advierte específicamente que en las fórmulas de cálculo de las estructuras de cultivo, las salmonicultoras deberán considerar los peores escenarios climáticos y oceanográficos posibles, de manera que las jaulas posean efectivamente los máximos estándares de seguridad.

RELACIONADO >> Salmonicultora se asocia con startup de California para analizar datos oceanográficos

Los titulares de las concesiones estarán igualmente obligados a contar con un sistema de trazabilidad o seguimiento en relación con la vida útil de los elementos que integran las estructuras de cultivo, para así evitar que se empleen materiales o elementos “fatigados”.

Implementación gradual

El reglamento de la Subpesca se basa en datos reunidos en un estudio del Fondo de Investigación Pesquera y de Acuicultura (FIPA), cuya ejecución se encargó a la Universidad Católica de Valparaiso, así como en normas internacionales.

Atendida su naturaleza, la nueva norma se implementará gradualmente para que las compañías se adecúen a ella, y se cuente con certificadores que garanticen el cumplimiento reglamentario por parte de las salmonicultoras.

“Creemos que hemos cumplido con nuestro objetivo de generar mejores exigencias para el cultivo, mayor seguridad en el desarrollo de la actividad y mayor protección del medio ambiente, previniendo y evitando los hundimientos y escapes de los salmones, que son los episodios que, precisamente, queremos erradicar de la actividad”, finalizó el subsecretario Zelaya.

– Para todos los detalles descargue aquí la R.E. N°1821

RELACIONADO >> Sernapesca continúa fiscalizando eventos relacionados con hundimiento de pontón

LE PUEDE INTERESAR >> Luis Felipe Céspedes, exministro de Economía: “Una estrategia basada en la innovación es lo único que nos permitirá generar un mayor crecimiento”

*La foto destacada es de contexto.