A raíz de la denuncia presentada por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) cursó una multa equivalente a $5.300 millones contra la empresa Mowi Chile S.A., ex Marine Harvest. El principal argumento acogido por la SMA fue daño ambiental irreparable. La situación fue calificada como gravísima y originó la mayor sanción que la SMA ha aplicado por un solo cargo.

El escape ocurrió en julio del 2018 con un registro de más de 690.000 ejemplares de la especie salmón Atlántico. Alicia Gallardo, directora nacional del Sernapesca, destacó que para la institución “es muy satisfactorio lo que ha logrado la SMA al haber terminado el proceso sancionatorio que se inició el día 13 de julio del año 2018, con la denuncia en que presentamos los antecedentes acumulados en el proceso de fiscalización”.

Según lo informado, Sernapesca denunció ante la SMA el escape ocurrido en el centro de cultivo de salmones “Sector Punta Redonda” mediante oficio número 128564. La denuncia apunta a un daño de infraestructura producido por aparente falta de mantenimiento en 9 de los 10 módulos de cultivo, cuestión que transgrede la normativa ambiental y las condiciones básicas de funcionamiento del centro de cultivo.

Alicia Gallardo estimó que “estas medidas ejemplificadoras ante un escape de peces masivo son muy relevantes para Sernapesca, desde el punto de vista de la fiscalización, porque previenen que esto se repita y nos ayudan a facilitar el cumplimiento por parte de las empresas”.

Antes y después de efectuar la denuncia, el Servicio realizó 47 fiscalizaciones, que incluyeron sobrevuelos, inspecciones al centro, lugares de acopio de recaptura y planta reductora. Luego, mediante resolución exenta número 4821, del 26 de octubre del 2018, se envió el Informe de Término de Contingencia al Consejo de Defensa del Estado y SMA, configurando la presunción de daño ambiental, por no recapturar el 10%, de acuerdo con la normativa vigente.

Alicia Gallardo felicitó a la SMA y a todo su equipo por el resultado de la investigación, como también al equipo de Sernapesca que participó en la elaboración de la denuncia.

En el marco de la Red de Sustentabilidad para la Pesca y la Acuicultura, que integran once instituciones, entre ellas la propia SMA, Sernapesca y Directemar, “el Servicio espera seguir avanzando junto a estos organismos, en orden a lograr mejores condiciones para el desarrollo de una actividad de cultivo segura, sustentable y con la menor afectación posible para el medio ambiente”, manifestaron desde la entidad pública.