La empresa revalorizadora de plástico industrial Greenspot vuelve a sorprender con un nuevo proyecto. Se trata de una compostera de 386 litros orientada a resolver los problemas actuales de este tipo de residuos en la industria, domicilios, instituciones y sus comunidades.

Gracias al apoyo de un proyecto Corfo “Innova-Región”, este lanzamiento nace de la idea de generar un producto con valor agregado que sea 100% de plástico reciclado revalorizado de la región de los Lagos para la región de los Lagos, pero con potencial de impacto nacional.

“La idea es generar un producto que ayude a revalorizar los residuos orgánicos que se generan en domicilios, empresas, instituciones y en las comunidades, entregando una solución local a un problema mundial; lo anterior de la forma más sustentable posible, acortando al mínimo la brecha de distancia (por ende emisiones logísticas de proceso) entre el generador y el nuevo producto. Demostramos así, con algo sencillo, palpable y coherente que la economía circular local no es solo necesaria, sino que también 100% factible”, expresó Benjamín González, CEO de Greenspot.

Para Benjamín González, el proyecto nace de una idea personal de seguir pavimentando el camino de la economía circular en la región desde los residuos plásticos a los residuos orgánicos. “Desde 2017 venimos sumando colaboradores en torno a la revalorización del plástico, no sólo empresas sino también personas, como Santiago Rojas, con quien colaboramos en el diseño de nuestra compostera. Pero creemos que podemos aportar más. Por eso, hemos creado este producto diseñado con una capacidad de 386 litros, parte de un ambicioso proyecto que busca transformar la manera en que las empresas del sur gestionan sus residuos orgánicos y en las comunidades que están presentes con sus operaciones”.

El ejecutivo añadió que “creemos que esta innovación permitirá acercar la economía circular a muchas más personas y que ellas mismas se transformen en agentes de cambio, dónde reciclar esté en el centro de su vida, para convertirse así en testimonio vivo que es posible circular los residuos en forma local, generando productos de alta calidad de forma descentralizada”.

Según lo informado, potenciar este reciclaje de manera más masiva es parte del propósito de Greenspot, empresa comprometida desde hace años con impulsar la revolución circular en la zona. De acuerdo con lo explicado, el compostaje puede ser una alternativa para mejorar la calidad del aire, reduciendo la quema de basura que se produce de manera habitual en esta zona, sobre todo en el sur austral, donde se ha visto una crisis sanitaria por la falta de lugares habilitados para la disposición de residuos.

Greenspot a la fecha ha transformado más de 2.000 toneladas de plástico, entre boyas, flotadores redes y tuberías, en pellets y productos de alta calidad, evitando así que toneladas de plástico en desuso terminen en rellenos sanitarios y vertederos o en la naturaleza.

La compostera persigue sumar voluntades dentro de la industria en busca de una segunda revalorización esta vez del material orgánico. El compostaje, de hecho, es una manera de imitar a la naturaleza en su propio ciclo de vida, mejora la calidad del suelo de los campos. Su PH neutro, lo hace sumamente confiable para ser usado con todo tipo de plantas por eso es muy útil en la micro agricultura. El compost facilita la absorción de los elementos nutritivos por parte de la planta y puede aumentar la producción de plantas comestibles y ornamentales por igual.

Para más información, seguir en Instagram: Greenspot_Upcl.