En el marco de las fiscalizaciones por la veda de la merluza del sur (Merluccius australis), el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de las regiones de Los Ríos, Los Lagos y Aysén, ha realizado diversos controles para resguardar el debido cumplimiento de la veda y, con esto, contribuir a la sustentabilidad de este preciado recurso.

En efecto, durante agosto está el periodo de mayor desove de la especie, según estudios realizados por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), por lo tanto la tarea de fiscalización que efectúa Sernapesca para prevenir la operación ilegal en este período es vital para asegurar la reproducción del recurso y con ello su sustentabilidad.

Las inspecciones de la semana pasada se realizaron en zona de pesca, puntos de desembarque, controles carreteros, plantas de proceso y ferias libres. Sin embargo, los hallazgos de incumplimiento detectados han sido de otros recursos, por lo que se puede concluir preliminarmente que en los últimos días se ha dado cumplimento a la veda de la merluza del sur.

«Se trató de un trabajo que es parte de la estrategia institucional de enfrentar la pesca ilegal en pesquerías denominadas estratégicas, sustentado en un trabajo de análisis de información que permita gestionar la fiscalización de terreno con miras de disuadir los riesgos de incumplimiento normativo que más afectan la sustentabilidad de los recursos pesqueros», sostuvo el subdirector nacional de pesquerías de Sernapesca, Fernando Naranjo.

Desde el lunes 17 de agosto a la fecha en Los Ríos no hubo ningún hallazgo, las fiscalizaciones se desarrollaron en diferentes puntos de la región y los funcionarios pudieron corroborar que los feriantes han reemplazado el recurso que se encuentra en veda reproductiva por otros tipos de pescados.

Los recursos ilegales que detectaron los funcionarios del Servicio en las inspecciones realizadas tanto en Chiloé, Puerto Montt, Osorno, Maullín y Hualaihué, fueron locos, almejas, cholgas, choro, macha y pulpo. En particular, en la región de Los Lagos se incautó un total de 5.381 kilos de esos recursos en diversas fiscalizaciones enfocadas a proteger la merluza del sur.

Finalmente, en la región de Aysén se llevaron a cabo fiscalizaciones en barcazas, en las localidades de Melinka y Puerto Chacabuco, donde tampoco hubo hallazgo de merluza austral, sin embargo detectaron 2.200 kilos de erizos donde el responsable no contaba con la documentación que permitiera acreditar su legalidad, por lo que dicho recurso fue incautado.