John Paul Fraser, quien es el director ejecutivo de la Asociación de Salmonicultores de Columbia Británica (BC, por su sigla en inglés), firmó una carta dirigida al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y también al premier de BC, John Horgan, en donde subraya que “toda la industria del cultivo de salmón en BC comparte la profunda preocupación de los signatarios (de esta carta) por la supervivencia del salmón salvaje. Eso sí, en lo que diferimos, es en la opinión sobre el papel que juega el cultivo de salmón en esa supervivencia”.

A continuación, reproducimos íntegramente la misiva del gremio:

“En nombre de los 70 miembros diversos de la Asociación de Salmonicultores de Columbia Británica, estoy respondiendo a la carta de la semana pasada de Wild First.ca y otros actores sobre el futuro de la acuicultura de salmón en BC. Nuestra membresía incluye productores de salmón, participantes de la cadena de valor de productos del mar, organizaciones indígenas y gobiernos locales.

Es útil comprender dónde compartimos puntos en común con los signatarios de la carta. Toda la industria del cultivo del salmón en Columbia Británica comparte la profunda preocupación de los signatarios por la supervivencia del salmón salvaje. Eso sí, en lo que diferimos, es en la opinión sobre el papel que juega el cultivo de salmón en esa supervivencia.

En un llamado a la eliminación de los centros de cultivo de salmón de BC, la carta se centra completamente en el número de piojos de mar en el salmón salvaje durante una temporada migratoria, y hace una afirmación sin fundamento de que esos números se deben a los centros salmonicultores. Sin embargo, simplemente no hay pruebas que respalden la afirmación de la petición de que el número de piojos de mar más alto de lo normal en el salmón salvaje se debe a las instalaciones de cultivo. Es engañoso e irresponsable sugerir esta correlación sin considerar otros factores que influyen en los niveles de piojos de mar, tales como:

Número de salmones salvajes que vuelven a desovar. Estudios repetidos han demostrado que el salmón del Pacífico (coho) adulto que regresa del mar abierto en verano y otoño (boreal) trae altos niveles de piojos de mar. Estos piojos de mar y su descendencia infestan al salmón del Pacífico juvenil cuando los adultos y los juveniles que regresan comparten hábitats similares durante la emigración juvenil.

– Número de salmón salvaje y otras especies hospedadoras que residen en las aguas costeras durante todo el año. El salmón chinook y coho residente, así como otras especies hospedadoras como el arenque, crean una fuente de piojos de mar durante todo el año en las aguas costeras.

Variabilidad anual de las condiciones climáticas y oceánicas. Los piojos de mar prosperan en agua tibia y salada. Por lo tanto, el recuento de piojos de mar tiende a ser más alto en los años en los que una capa de nieve de agua dulce o una precipitación invernal más baja dan como resultado menos agua fresca y fría que corre hacia el océano en la primavera (boreal). Las temperaturas cálidas de la superficie del mar en el océano abierto, como se ha observado recientemente en la costa de Columbia Británica, también crearán condiciones óptimas para los piojos de mar.

Cada año, la interacción de estos factores impacta significativamente el tamaño de las poblaciones de piojos de mar que habitan en las aguas costeras de Columbia Británica, lo que, a su vez, afecta la cantidad de piojos de mar que se encuentran tanto en el salmón salvaje como en el de cultivo.

Los productores de salmón de Columbia Británica apoyan la investigación científica en curso sobre la dinámica de la población de piojos de mar para informar mejor sus prácticas de manejo y de cultivo. Cada año, los productores de salmón de Columbia Británica contratan a un biólogo profesional independiente para monitorear la presencia de piojos de mar en los salmones jóvenes salvajes antes y después de que pasen por los centros salmonicultores durante la emigración de primavera, en varias regiones de la costa de Columbia Británica. Durante su muestreo en la región de la costa media este año, aproximadamente a 30 km del centro de cultivo más cercano, encontraron un número históricamente más alto de piojos en salmones juveniles silvestres. Es probable que estos conteos altos se deban a las condiciones óptimas del océano y al mayor número de piojos de mar en el regreso del salmón salvaje. Además, su informe de la región de Discovery Islands muestra que el número de piojos de mar en el salmón rosado y chum (la especie que emigró activamente durante el período de muestreo) fue similar en las muestras de ubicación antes y después del centro de cultivo, en algunos casos aumentando ligeramente, en otros casos disminuyendo. Algunos de los niveles más altos de piojos de mar se encontraron en el área de Broughton, donde se han eliminado las balsas-jaula.

La industria del cultivo de salmón en Columbia Británica reconoce los desafíos que conllevan los niveles de piojos más altos de lo habitual en los salmones jóvenes y adultos que regresan a la naturaleza, y asume toda la responsabilidad de la gestión de nuestras poblaciones para reducir los impactos adicionales. Los altos niveles de piojos de mar en los centros, adquiridos del medio ambiente, amenazan la salud y la seguridad de nuestros peces y presentan el potencial de transferir los piojos desde los centros a los peces silvestres. Nuestro objetivo es gestionar los niveles de piojos de mar para garantizar la seguridad de las poblaciones de cultivo y silvestres. Y la ciencia ha demostrado que este objetivo es alcanzable. Hacemos esto con un enfoque de manejo integrado de plagas en toda la industria que involucra múltiples pasos y una colaboración continua:

Prevención: añadimos instalaciones para minimizar las transferencias de piojos de mar. Las ubicaciones están aprobadas por Fisheries and Oceans Canada (DFO). Usamos las mejores prácticas en el cultivo de animales para mantener bajos los niveles de piojos. Nos esforzamos por adoptar un enfoque de gestión basado en el área, coordinando la gestión de todos los centros en un área de forma colectiva.

Monitoreo: analizamos la presencia de piojos de mar como parte de las operaciones de rutina de un centro, aumentando la frecuencia del monitoreo de piojos durante los períodos de migración del salmón salvaje.

Regulación: la supervisión regulatoria de Fisheries & Oceans Canada es rigurosa y requiere que los productores de salmón mantengan el número de piojos de mar por debajo de un umbral particular (tres piojos de mar móviles por pez), por encima del cual se requiere una respuesta obligatoria.

Respuesta: tenemos varias herramientas para mantener bajo el número de piojos de mar y responder cuando aumentan. Las opciones incluyen baños de agua dulce en wellboats, hidrolizadores (agua presurizada para eliminar los piojos), tratamientos medicinales (Interox-Parmove 50® -peróxido de hidrógeno- o Slice® -benzoato de emamectina-), o incluso recolección completa de un centro.

Estamos comprometidos a hacer ese trabajo de manera efectiva y hemos invertido millones de dólares en tecnologías de vanguardia para eso en los últimos años:

– En 2018, Mowi Canada West informó el uso de un Hydrolicer de $2,7 millones;

– En 2019, Cermaq Canadá lanzó un hidrolizador de $12 millones;

– En 2019, Mowi Canada West lanzó el Aqua Tromov de $30 millones, un wellboat de 77 metros;

– En la primavera de 2020, Grieg Seafood lanzó wellboat “Ronja Islander” de $40 millones y 70 metros.

Todos los productores de salmón en el océano en Columbia Británica continúan invirtiendo en investigación, nuevos equipos y procesos para manejar los piojos de mar de manera efectiva. Se están llevando a cabo varios proyectos de investigación y desarrollo innovadores, que incluyen investigaciones sobre el potencial de los sistemas de contención semicerrada (SCC) y de contención completamente cerrada (CC) flotantes, así como los sistemas en alta mar. Por ejemplo, Cermaq Canadá está actualmente montando un sistema de contención semicerrado flotante en Port Alberni, BC. Este sistema se desplegará en Clayoquot Sound dentro del territorio tradicional de la Primera Nación Ahousaht, y será un campo de pruebas para esta nueva tecnología. Grieg Seafood también ha instalado sistemas SCC para realizar pruebas en dos de sus centros de Sunshine Coast. Los sistemas SCC están equipados con barreras tecnológicas para proteger a los peces, pero también para inhibir la transferencia de estos y patógenos potenciales al ambiente exterior durante la fase de crecimiento oceánico.

También es importante señalar que la Comisión Cohen no se limitó a pedir la retirada de los centros salmonicultores del área de Discovery Island para el 30 de septiembre de este año. Más bien, la Comisión recomendó que las instalaciones de cultivo deberían estar prohibidas en el área para esa fecha si el DFO no puede decir con seguridad que el riesgo de daño grave a las poblaciones silvestres es mínimo.

Confiamos en la experiencia del DFO en su evaluación continua de las interacciones del salmón silvestre y de cultivo en Discovery Islands, y esperaremos una decisión final por venir. Y estamos seguros de que las poblaciones de salmón salvaje y de cultivo comparten, y pueden seguir compartiendo, aguas marinas con un impacto mínimo de las interacciones.

Estamos orgullosos de que el cultivo de salmón se encuentre entre los sectores de producción de alimentos que ambos gobiernos han declarado como esenciales durante esta crisis pandémica y nos tomamos en serio la responsabilidad de hacer nuestra parte para garantizar que el suministro de alimentos de Canadá siga siendo sólido.

En épocas normales, producimos tres cuartas partes del salmón cosechado en la provincia cada año, unos 6,5 millones de comidas por valor de cada semana. Hacemos este trabajo mientras apoyamos alrededor de 7.000 empleos bien remunerados, sostenibles y durante todo el año, la mayoría de ellos en comunidades rurales de la isla de Vancouver. Hemos mantenido este nivel de empleo durante la pandemia del Covid-19 (coronavirus). Y la mayoría del salmón que cultivan nuestros miembros se produce en asociación con una Primera Nación local.

La ciencia nos dice que si se hace de manera responsable, el cultivo de salmón no tiene un impacto negativo en las poblaciones de peces silvestres. De hecho, desempeñamos un papel en la protección del salmón salvaje al proporcionar una alternativa cultivada responsablemente al consumo de pescado salvaje. Me complacería hablar con sus oficinas sobre este asunto en cualquier momento”.

Presione aquí para leer la carta en su fuente original (en inglés) y ver en detalle quiénes son los signatarios, además de las publicaciones en las cuales el gremio basa sus postulados.

Fotografía: Mowi