Norway Royal Salmon (NRS) informó recientemente sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre de 2020, declarando la obtención de un EBIT operativo de MNOK$ 120 para el período y un EBIT por kg de NOK$ 17,06. Las cifras correspondientes al mismo trimestre del año pasado fueron MNOK$ 113 y NOK$ 27,46, respectivamente.

“Hemos tenido un trimestre caracterizado por grandes fluctuaciones en el precio de mercado del salmón, lo que nos llevó a obtener un precio significativamente más bajo que el obtenido en el mismo período del año pasado. Esto se debe en gran parte a la pandemia del Covid-19”, expuso el CEO de NRS, Charles Høstlund.

El ejecutivo añadió que “es gratificante ver que el costo de producción ha tenido una evolución positiva con respecto al trimestre anterior. De hecho, logramos buenos resultados biológicos y financieros en algunos sitios. Sin embargo, todavía tenemos fluctuaciones demasiado grandes en términos de rendimiento, lo que significa que nuestro enfoque en el futuro estará en un estricto control de costos y una mejor utilización de nuestra capacidad de producción”.

NRS informó, asimismo, que tiene una sólida posición financiera con MNOK$ 1.454 en líneas de crédito no utilizadas al final del segundo trimestre de 2020.

NRS cosechó 7.894 toneladas (peso eviscerado) de salmón en el segundo trimestre, un 59% más que en el mismo trimestre del año pasado. El volumen de cosecha estimado para 2020 es de 35.000 toneladas, lo que significaría un aumento del 28% en comparación con 2019.

Después del final del trimestre, NRS compró capacidad de producción adicional para producción de salmónidos en Noruega en las áreas de Troms y Finnmark, a través del sistema de semáforos. “La compra destaca una vez más el compromiso estratégico de la compañía para un mayor desarrollo en el norte de Noruega, tanto a través de la capacidad de producción existente, como de nuevos proyectos de inversión. NRS continuará con un crecimiento sostenible”, precisó Charles Høstlund.