Tras constatar diferencias de conteo en el número de peces ingresado a la planta desde el acopio, y aquellos efectivamente procesados en la planta de matanza, Salmones Camanchaca activó un plan especial de contingencia por la posible fuga de peces desde la primera parte del proceso primario en su planta de San José, ubicada en Calbuco (región de Los Lagos).

Según lo informado desde la compañía, en la madrugada del jueves 27 se detectó la presencia de salmónidos de la especie coho de solo 500 gramos en un sector cercano a la orilla, cerca de la planta, lo que hizo que la empresa investigara las posibles causas, dando aviso a la autoridad competente.

Esta investigación incluyó los detalles de los flujos del proceso al interior de la planta, con el objeto de detectar posibles rompimientos de ductos y/o vías de fuga.

Habiéndose realizado las primeras revisiones correspondientes, en presencia del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, “la compañía extenderá la investigación para precisar posibles causas y cuantificar con mayor exactitud la posible diferencia de peces, todo lo cual será informado oportunamente, no descartándose la posible sustracción de peces de forma inadvertida”, manifestaron.

Situación en proceso de investigación

Desde Sernapesca, en tanto, informaron que tras la denuncia, funcionarios del Servicio se desplegaron de inmediato para comenzar con las fiscalizaciones en el sector, detectando peces salmón coho de aproximadamente 500 gr, lo cual hace presumir un posible escape de peces.

Durante la investigación, “el Servicio inició diversas acciones de fiscalización en los centros de cultivo de salmónidos que cuentan con ejemplares de la misma especie y talla en el área, fiscalización que aún se encuentra en etapa de desarrollo”, manifestaron.

Añadieron que “Sernapesca continuará realizando fiscalizaciones en el sector durante este fin de semana con el objeto de determinar el centro que originó este escape”.

Declaración de la Confepach

Marcelo Soto, presidente de la Confederación Nacional de Federaciones de Pescadores Artesanales de Chile (Confepach), realizó una declaración sobre este tema, manifestando que “en esta última semana nuestra costa, y específicamente el sector de San José, se ve afectado por un nuevo evento que complica la sustentabilidad y calidad de nuestro medio ambiente. Esta vez, nuestros pescadores y habitantes del sector han visto la presencia de una gran cantidad de peces salmonídeos, de unos 400 gramos, los cuales están siendo capturados por los pescadores del sector”.

El dirigente añadió que “nuevamente la industria salmonera presenta dificultades operativas que causan un daño a nuestro medio ambiente, y las sanciones que el Estado puede aplicar son de larga tramitación y van en beneficio del mismo Estado, que ha demostrado no ser eficiente en las acciones preventivas de control”.

Fotografía: Confepach