SalMar ASA informó recientemente sus resultados correspondientes al segundo trimestre (2T) de 2020, dando cuenta de un EBIT operativo de NOK$ 882 millones, frente a NOK$ 990 millones obtenidos en el mismo período del año pasado. Las operaciones noruegas del grupo obtuvieron un EBIT operativo de NOK$ 912 millones en el trimestre, por debajo de los NOK$ 964 millones del mismo período de 2019.

“El Grupo SalMar ha tenido otro trimestre fuerte, a pesar de la persistente turbulencia e incertidumbre en el mercado mundial del salmón causada por la pandemia del Covid-19. Las operaciones eficientes y un sólido desempeño biológico en nuestras operaciones noruegas ayudaron a reducir costos y asegurar buenos márgenes”, expuso Gustav Witzøe, CEO de SalMar.

SalMar generó ingresos operativos brutos de poco más de NO$ 3.300 millones en el segundo trimestre, con un aumento del 0,4% con respecto al segundo trimestre del año pasado.

De igual forma, el grupo cosechó 40.900 toneladas de salmón entre enero y junio, en comparación con las 41.400 toneladas en el período correspondiente el 2019. El EBIT operativo por kg, por su parte, llegó a NOK$ 21,56 en el segundo trimestre de 2020, frente a NOK$ 23,90 por kg en el segundo trimestre del año pasado. La disminución se debe en gran parte a que el precio spot promedio en el período (índice NASDAQ Salmon) fue NOK$ 4,85 por kg más bajo que en el mismo período de 2019. Sin embargo, la reducción en el margen se vio amortiguada por menores costos para el volumen cosechado.

Una vez más, Fish Farming Central Norway registró un buen resultado. El segmento está cosechando las recompensas de su enfoque operativo y su sólido desempeño biológico, dijeron desde la compañía. La generación de peces que compuso la mayor parte del volumen cosechado en el trimestre, que fue trasladado al mar en la primavera de 2019, ha mostrado un desempeño sólido y mejor que las generaciones anteriores. SalMar espera que los costos de la producción en Noruega central en el tercer trimestre se mantengan en un nivel similar, mientras que el volumen cosechado será ligeramente más alto que en el segundo trimestre.

La producción en el norte de Noruega registró también un muy buen resultado. La generación de peces del otoño de 2018 que se cosechó en el segundo trimestre logró un buen desempeño biológico y menores costos. Sin embargo, los precios se vieron algo afectados por un gran volumen cosechado a principios del período, cuando los precios estaban en su nivel más bajo.

Como era de esperar, “Arnarlax tuvo un segundo trimestre débil”, manifestaron. El segmento sufrió una alta tasa de mortalidad y altos costos como consecuencia de los peces con heridas invernales. Al mismo tiempo, casi el 90% del volumen se vendió a principios del trimestre, cuando los precios estaban en su nivel más bajo. Por ahora, se espera un nivel de costos algo menor y un mayor volumen cosechado para el tercer trimestre.

Para el segmento de Ventas y Procesamiento, el tercer trimestre se caracterizó por una alta incertidumbre en el mercado como resultado de la pandemia del Covid-19, así como por la volatilidad de los precios spot del salmón. A pesar de esto, el segmento registró un buen resultado en el período, con una buena asignación de ventas spot. Al mismo tiempo, los precios spot más bajos dieron como resultado una contribución positiva de las ventas por contrato.

La propagación del Covid-19 y las medidas implementadas en todo el mundo para detener su transmisión han creado una mayor incertidumbre en el mercado. Sin embargo, “SalMar está bien posicionada para manejar una crisis como esta, ya que la compañía tiene una buena flexibilidad financiera y la capacidad de procesar más productos localmente antes de enviarlos a países de todo el mundo”, expresaron desde el grupo.

Aunque el futuro es incierto, “SalMar tiene fe en el camino a seguir para la industria de la acuicultura. Por lo tanto, la compañía mantiene sus programas de inversión en curso para garantizar el desarrollo de su ya sólida plataforma para un mayor crecimiento”. En una subasta pública en agosto de 2020, SalMar aumentó su biomasa máxima permitida (MAB) en poco más de 8.000 toneladas. Esto refleja la confianza de la empresa en el futuro de la industria de la acuicultura, dijeron.

La junta directiva de SalMar considera que la compañía tiene una base sólida para un mayor desarrollo positivo en la acuicultura tradicional y en alta mar. En 2020, SalMar todavía espera cosechar 152.000 toneladas de salmón en Noruega: 103.000 toneladas en la zona central  y 49.000 toneladas en el norte. Además, espera cosechar unas 12.000 toneladas en Islandia.

Fotografía: SalMar