Como una nueva forma de brindar servicios a las y los consumidores en Estados Unidos, la empresa salmonicultora Bakkafrost, con base en Islas Faroe, ha abierto una tienda web.

A través de ella, se pueden pedir los productos de salmón de Bakkafrost y recibirlos directamente en la puerta del hogar.

El portafolio incluye varios productos frescos, congelados y ahumados, “y habrá más en el futuro próximo”, puntualizó la compañía feroesa​.

Para más información, visite: bakkafrostshop.com.

Enfoque en valor agregado

En su último reporte financiero, Bakkafrost reconoció que el mercado ha cambiado producto de la pandemia del Covid-19.  “Bakkafrost opera en los principales mercados de salmón, como Europa, Estados Unidos, Extremo Oriente y Rusia. La pandemia ha causado un impacto significativo en el mercado global, especialmente, en el segmento de servicios de alimentos. Estos problemas continuarán durante algún tiempo, pero se ha mantenido un enfoque alto para garantizar el flujo en el mercado, y nuestra empresa apunta a equilibrar la diversificación del mercado para reducir el riesgo”, informaron.

En esa línea, Bakkafrost ha realizado grandes inversiones en la construcción de una cadena de valor altamente flexible, que incluye una fábrica de VAP (valor agregado) de última generación, con alta capacidad. “Esto permite que Bakkafrost se adapte bien a las situaciones de mercado que cambian rápidamente, lo cual es una gran ventaja durante las interrupciones del mercado como la que se vio durante la pandemia del Covid-19. Debido a la flexibilidad y la gran capacidad de la fábrica de VAP, Bakkafrost ha podido satisfacer la demanda significativamente mayor del segmento minorista, redirigiendo los volúmenes al segmento de VAP”, manifestaron.

De hecho, la estrategia a largo plazo de Bakkafrost es vender alrededor del 40% de los volúmenes cosechados de salmón como productos con valor agregado.