Este martes 08 de septiembre, el Grupo Editec realizó la conferencia online “Mercados Emergentes para la Industria Acuícola”, la cual fue transmitida vía streaming a través del portal AQUA.cl y que contó con más de 400 personas que se conectaron al evento. La actividad fue moderada por el consultor senior internacional en acuicultura, director de ORBE XXI y director ejecutivo del Club de Innovación Acuícola, Adolfo Alvial y contó con la participación, como panelistas, de Fernando Acuña, director comercial de ProChile en Canadá; Agustín Cases, director comercial de ProChile en Taiwán; José Miguel Sepúlveda, director de ProChile en Corea; y Daniel Montoya, gerente comercial de Blumar.

Bajo la consulta sobre cuáles son los desafíos coyunturales y estructurales que se deben seguir enfrentando en el periodo de pandemia, José Miguel Sepúlveda comentó que la presión de la ciudadanía, los consumidores y el mismo mercado ha ido generando nuevas líneas de trabajo, de modo que hay que ajustar el nuevo modelo y adaptarse a tendencias como el comercio electrónico y prestarle atención a las certificaciones para no sufrir impactos logísticos. “Las empresas que han logrado mantenerse y dar respuestas a los consumidores que han estado en cuarenta han surgido y eso ha presionado toda la cadena. Los exportadores chilenos, en general, han tratado de adaptarse rápidamente a esa situación”. Agregó que otro punto relevante es la facilitación del comercio, afirmando que “hemos tenido mucho trabajo con el tema de algunos contenedores detenidos y problemas en las certificaciones, lo que ha generado demoras indebidas y creo que eso está cambiando”, mencionó.

Dentro de dicho contexto, el director de ProChile en Taiwan, Agustín Cases, comentó que en el caso de Taiwan ha sido básicamente natural el aprovechamiento de los canales de e-commerce durante la pandemia. “Hay que adaptarse a las necesidades del mercado que podrían ser beneficiosas de acuerdo a las costumbres locales de consumo. En sociedades como Taiwan, donde se vive muy rápido, las personas buscan otro formato, y si pensamos que el consumo del mar en Taiwan es alto, siempre van a haber alternativas para nuevos productos, en términos de ventas de retail. El canal Horeca es el más afectado producto de la pandemia en todo el mundo, pero se ha compensado en el consumo de canales e-commerce y retail. Por lo tanto, nuevos formatos que permiten el consumo rápido es algo que los importadores están tratando de presentar dentro del mercado”, sostuvo.

En cuanto a la continuidad operacional a nivel local, Daniel Montoya, de Salmones Blumar, comentó que existen una serie de desafíos internos en los que se debe seguir trabajando. “Sin duda que por el lado de los mercados hemos sufrido un shock de la demanda en el consumo fuera del hogar que ha tenido un impacto muy fuerte en mercados latinoamericanos y eso, sin duda, ha tenido un impacto sobre todo en los precios y en la adaptación de las empresas que han tenido que buscar otras salidas. La penetración de nuevos canales de distribución, el comercio electrónico y los servicios de delivery, sin duda, son un cambio muy acelerado, y muchos creen que encontrando una vacuna y volviendo a ciertos grados de normalidad la situación no va a volver a los niveles anteriores”, expuso.

Desde Canadá, Fernando Acuña, sostuvo que la pandemia, como en todo el mundo, ha afectado la economía de ese país tremendamente y que los efectos en los canales Horeca ha sido un fuerte golpe a toda la industria acuícola canadiense. En este sentido, comentó que “uno de los cambios importantes se ha visto en el comercio electrónico. Hoy en día una empresa sin comercio electrónico no subsiste. Fuera de eso, está el cambio que ha habido en la población a tender no solo hacia la seguridad de los productos, sino que también a tener productos más nutritivos, sobre todo porque hoy en día aún no tenemos una vacuna, no hay medicamentos que nos puedan ayudar. Por lo tanto, hay una tendencia de la población a comer más sano, a consumir productos que otorguen un mayor grado de inmunidad al cuerpo”, informó.

Trabajo colaborativo

En el segundo módulo, se abordaron las acciones colaborativas y nuevos instrumentos público privados que son fundamentales para el éxito de las oportunidades que pudiesen surgir en época de pandemia para la industria acuícola. Agustín Cases comentó que el salmón chileno siempre ha estado bien posicionado dentro de los mercados, lo que podría ser utilizado para abarcar nuevos productos a través de trabajos colaborativos para instalar una marca país. “En el sentido de la promoción de productos, y en específico de productos del mar, tenemos mucho que podemos aprovechar para poder hacer la promoción. En ese sentido, el trabajo entre empresas y en conjunto con algunos instrumentos y herramientas del sector público, nosotros podemos hacer una buena promoción y mantenernos en los mercados y poder abrirlos a nuevos productos”, manifestó.

En tanto, desde Salmones Blumar, Daniel Montoya afirmó que durante los últimos años, a través de campañas de marketing genéricas, los exportadores de salmón, en conjunto con ProChile, han expandido sus canales de retail, donde el mercado ha seguido creciendo con experiencias exitosas. “Los exportadores tienen grandes beneficios al trabajar en conjunto con el sector público. Por lo tanto, valoramos este tipo de colaboración, porque va más allá de una empresa; al final es todo un sector que está haciendo un esfuerzo en conjunto con ProChile y otras agencias del Estado”, expresó.

Desde ProChile en Corea, José Miguel Sepúlveda enfatizó que desde que se inició la pandemia, golpeando duro a los países asiáticos, como ProChile se reunieron para dar señales de reactivación, sin saber aún la magnitud que esto tendría. “Nosotros ya teníamos un plan y empezamos a advertir que se estaban cerrando todos los mercados y a pensar que vía Teams –plataforma online– podríamos trabajar. Estas plataformas han dado resultado y han generado una oportunidad a muchos empresarios que no podían viajar, para que ellos tengan un acceso mayor a hablar con un importador. Dado a este mejor y mayor acceso, se igualó la cancha en este ámbito”, expuso el ejecutivo.

En cuanto a las oportunidades para los proveedores de la industria acuícola, Fernando Acuña concluyó que si bien Canadá tiene una acuicultura aún pequeña, hay interés por conectar con empresas chilenas que puedan aportar con conocimientos y tecnologías. “En un principio era muy difícil trabajar de la casa, pero finalmente todos hemos estado en la misma condición y nos hemos adaptado a la interacción virtual”, dijo. Añadió que “Canadá no ha crecido mucho, pero tiene espacio para crecer y hay una necesidad en ellos de tener intercambios con Chile, donde ven potencial de crecimiento y un espacio para relacionarse y para buscar un desarrollo en conjunto”, puntualizó.