El subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yáñez, participó en la Comisión de Relaciones Exteriores, Asuntos Interparlamentarios e Integración Latinoamericana de la Cámara de Diputadas y Diputados que realizó una sesión mixta -presencial y telemática- para analizar los efectos de la pandemia por el Covid-19 (coronavirus) en el escenario económico internacional del país.

El personero dijo que la pandemia ha tenido efectos como la caída de los mercados, problemas logísticos, solicitud de documentación extra, quiebre de stock en insumos y falta de recursos humanos, entre otros problemas.

Detalló que en los primeros ocho meses del 2020, el intercambio comercial de Chile sumó 83 mil 126 millones de dólares, cifra que representa una baja de 12% respecto de igual período del 2019, según el informe realizado por la subsecretaría que encabeza (Subrei), con cifras del Banco Central.

Dicha caída del comercio se explica por el descenso de las importaciones, las que continuaron a la baja durante el mes de agosto, con un retroceso del 22%.

Las exportaciones, por su parte, sumaron en los primeros ocho meses del año 45 mil 380 millones de dólares, experimentando una caída del 3,9% en relación con igual lapso del ejercicio anterior.

LEA >> A agosto: Exportaciones de salmones y truchas de Chile se contraen en 13,4%

El subsecretario Yáñez agregó que, a pesar del difícil contexto internacional en 2020, en agosto un total de 1.389 productos aumentaron sus ventas al exterior en comparación con agosto de 2019, entre estos los frutos frescos como mandarinas, kiwis y cítricos, carnes, productos del mar (no salmónidos); frutos secos y semillas, productos representativos de la oferta de todas las regiones del país.

En agosto destacaron las exportaciones de cítricos destinados a China y los envíos de vinos que crecieron por primera vez desde el inicio de la pandemia.

La autoridad destacó que contar con una red de 29 tratados de libre comercio ha facilitado las exportaciones con condiciones preferenciales a 65 economías del mundo, en la medida en que han reactivado sus actividades productivas y comerciales.

Panorama económico y desafíos

Rodrigo Yáñez consideró que existe un difícil panorama económico por  la interrupción en la cadena de abastecimiento, el colapso en el sistema económico por la pandemia; baja confianza en el marcado, cierre del canal HoReCa (hoteles, restaurantes y cafés) y turismo; suspensión en las actividades de promoción de exportaciones, conflictos sociales y tensión geopolítica.

Por ello, y considerando también la tensión Estados Unidos-China, subrayó que se deben abrir mercados al Sudeste Asiático, como Indonesia e India, redoblando los esfuerzos para diversificar la matriz exportadora y llegar, además, con productos digitales y servicios. Igualmente, valoró la democratización del comercio exterior, a través de medios digitales para empresas exportadoras, medianas y pequeñas empresas (pymex).

LEA >> Conferencia de Editec: Expertos analizaron nuevos canales y mercados emergentes para la acuicultura nacional

LEA TAMBIÉN >> Salmonicultores manifiestan confianza en la recuperación y potencial de mercados como Rusia y China

Otras medidas son la coordinación público-privada (ya se han realizado 40 mesas de comercio exterior en regiones), fortalecer la integración y multilateralismo; comercio inclusivo de mujeres y pueblos originarios, aprovechar la digitalización y el desarrollo del encadenamiento productivo.

Uno de los puntos más destacados, recalcó el subsecretario, es el Acuerdo de Asociación de Economía Digital (DEPA) que inició Chile, Nueva Zelanda y Singapur en mayo de 2019, con el fin de dar oportunidades a los emprendedores y fomentar las exportaciones de productos y servicios, estableciendo un marco amigable para las personas y las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

LE PUEDE INTERESAR >> Socios de la AmiChile buscan ampliar exportaciones al mercado chino

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo de Aduanas.