Desde el inicio de la pandemia en el país, la industria salmonicultora chilena ha estado preocupada en distintos ámbitos. En primer lugar, creó un fondo solidario bajo la campaña “Comprometidos con el Sur”, el cual tiene como principal foco la prevención del contagio, entregando diferentes instrumentos tecnológicos a los distintos centros de salud de las zonas donde la industria está presente, además de donar kits sanitarios para los vecinos, alimentos, y diferentes Elementos de Protección Personal (EPP),  de manera de  fortalecer la red de asistencia y acompañar a quienes más lo necesitan en esta contingencia.

Con la misma fuerza que el fondo solidario, SalmonChile, junto con la industria salmonicultora local, ha estado realizando encuentros de conversaciones con distintos personajes públicos relevantes para afrontar la nueva realidad de Chile. Es así como, desde marzo, los salmoneros del país se han reunido con actores del ámbito social, empresarial, ambiental, microempresarial y político.

El presidente de SalmonChile, Arturo Clément, comentó que “desde  que empezó el contagio del coronavirus en Chile supimos que no sería fácil y que teníamos que ayudar a las distintas comunidades en donde la industria operaba. En la misma línea y con humildad, decidimos realizar ciclos de conversación con distintas personas con gran experiencia en diferentes ámbitos. Sabemos que estamos frente a un cambio estructural del país y que tenemos que acoplarnos a este nuevo mundo, es por esto que decidimos escuchar y aprender de personas que tienen amplia experiencia en sus respectivas áreas”.

Entre los invitados a los “Diálogos Salmoneros”, se encuentra Felipe Berrios (sacerdote jesuita, fundador de organización TECHO), Juan Sutil (presidente de la CPC), Aristides Benaventes (presidente de Komax y de la Fundación Patagonia Aysén), Claudia Bobadilla (directora de empresas y presidenta Fundación Puente Social), Christoph Schiess (presidente de TÁNICA y Endeavor), Eduardo Frei y Ricardo Lagos (ex presidentes de la república).

De esta  manera, según lo informado, la industria salmonicultora ha escuchado, aprendido y reflexionado sobre el rol de la empresa en el “nuevo Chile”, desde diferentes aristas, con foco en avanzar y ser un actor más cercano, amigable con el medio ambiente y sustentable.

“Hemos escuchado interesantes reflexiones, las cuales hablan sobre el rol social de las grandes empresas, la reactivación económica, el papel que cumplirán las exportaciones y la necesidad de seguir trabajando en un trato medioambiental amigable”, expresó Arturo Clément.

Estos diálogos seguirán adelante, de manera de que toda la industria pueda obtener conocimientos y debatir en torno a nuevas miradas sobre el futuro de nuestro país.