Tallarines de algas son unos de los productos elaborados en la región del Biobío con cochayuyo, que se extrae en forma artesanal en el litoral de la zona centro-sur del país. Las algas son exportadas a 19 países, pero el principal comprador es China, que adquiere cerca de dos tercios de la oferta nacional. En el período enero a agosto de 2020 las exportaciones de algas alcanzaron los US$64 millones, de los cuales US$43 millones fueron a China, país que aumentó su demanda en un 4% en comparación con el mismo período del año pasado.

Una de las pymes exportadoras de algas del Biobío pertenece al empresario Juan Francisco Aldunce, cuya empresa Seaweed – Herbamar produce estos tallarines de algas, que es cochayuyo extruido y luego deshidratado, que se envía principalmente a China. La planta se ubica en Hualqui y emplea a cerca de 60 personas.

La directora regional (S) de ProChile en Biobío, Paula Hormazábal, explicó que las algas forman parte esencial de la dieta de numerosos países asiáticos, especialmente China, Japón y Corea del Sur, donde se consumen a diario en numerosas preparaciones, desde aperitivos, sopas, en sushi y el agar agar en jaleas y postres.

En el caso de Chile, las principales exportaciones corresponden a cochayuyo, que es adquirido a recolectoras de orilla, que son principalmente mujeres y quienes lo extraen entre las regiones del Maule hasta Los Lagos. “Se trata de un producto muy saludable, libre de grasas y bajo en calorías, alto en proteínas y que permite cumplir con los requerimientos diarios de fibra, calcio, hierro, magnesio y yodo que tiene el organismo”, añadió Paula Hormazábal.

El empresario Juan Francisco Aldunce dijo que pase a la pandemia, la producción y exportación de productos de algas se ha mantenido este año, incluso con mayores envíos a China. “Los chinos están comprando más algas porque la población quiere alimentarse en forma más saludable y tener mejores defensas frente a las enfermedades. Sin embargo, se trata de un mercado cada vez más exigente con la calidad, lo que nos obliga a mejorar en forma continua nuestros procesos”.

Una pequeña parte de la producción de estos deshidratados de cochayuyo va al mercado nacional, especialmente a tiendas gourmet. Para Aldunce, “es importante que los chilenos tomen conciencia de la necesidad de alimentarse en forma más sana y en esto las algas pueden cumplir un papel importante”. Para promover su consumo a nivel interno es que ha desarrollado la página web comealgas.cl en que además de mostrar los beneficios de ellas, incluye recetas fáciles de cocinar en casa, en platos como: ensalada de algas chilenas con quínoa, timbal de mote y cochayuyo pouch, empanada de cochayuyo y boloñesa de cochayuyo en pouch.

*La foto destacada es de contexto.