A un fondo concursable por $150 millones pueden optar pescadores de Magallanes, en el marco de una iniciativa del Gobierno que busca potenciar el trabajo del sector artesanal de la región.30

Los recursos disponibles les permitirán financiar proyectos tan diversos como habilitación de locales de venta, compra de elementos de trabajo para el cultivo de choritos, o mejoras en la seguridad de las faenas, mediante la adquisión de teléfonos satelitales y equipos de radio. El concurso -ejecutado a través del Indespa, organismo dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo- apoya de modo concreto a los pescadores de Magallanes, cuya actividad se ha visto afectada por la pandemia.

Al dar a conocer los detalles de la iniciativa, a través de una videoconferencia con pescadores y autoridades de la zona, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, llamó al sector artesanal de la región a informarse sobre las líneas de financiamiento disponibles, y destacó que uno de los focos de la convocatoria está puesto en la diversificación productiva y en la agregación de valor.

“Acá lo relevante es que el tipo de proyecto estará definido precisamente por las propias organizaciones y postulantes; son ellos quienes deben evaluar cuáles son los mejores proyectos para el desarrollo de su actividad. Así, por ejemplo, pueden presentar iniciativas en relación con equipamiento de seguridad para su flota, habilitación de locales comerciales, salas de proceso, en fin, todo aquello que contribuya a la recuperación y reactivación del sector y de la economía regional. Creemos que estos fondos constituyen una contribución a esos objetivos”, subrayó el subsecretario Zelaya.

Por su parte, la seremi de Economía, Fomento y Turismo, Natalia Easton, comentó que “la pesca artesanal es un importante sector económico de Magallanes y este programa permitirá reactivar la industria pesquera regional, permitiendo a los beneficiarios mejorar las condiciones de trabajo, logrando llegar a zonas de pesca que antes no podían y aumentando la fuerza laboral en toda la cadena de valor”.

A su turno, junto con resaltar el abanico de posibilidades que el concurso abre para los pescadores magallánicos, la directora zonal de Pesca y Acuicultura, Paulina Barraza, precisó que las postulaciones deben dirigirse a Indespa (hasta el 15 de octubre), pero anticipó que la Subsecretaría brindará igualmente apoyo a los interesados durante la tramitación, si lo requieren.

La primera de las tres líneas de inversión pública que considera la iniciativa apunta al fomento de la actividad. En este plano, además de diversificación productiva, los pescadores tienen la posibilidad de presentar proyectos relacionados con energías renovables, adquisición de equipos que no impliquen un aumento del esfuerzo pesquero (de seguridad, por ejemplo), o asesorías para mejorar la comercialización de sus productos, entre otros.

El financiamiento para la elaboración de estudios de base de áreas de manejo de recursos bentónicos (AMERB), en tanto, contempla un segundo eje de inversión previsto por Indespa.

Finalmente, la tercera línea -centrada en comercialización y administración de centros productivos- permitirá, por ejemplo, que los pescadores magallánicos requieran financiamiento para implementar salas de proceso. Los proyectos podrán ser presentados individualmente por los pescadores o a través de organizaciones que los representen.