El Consejo de Pesca de Canadá (FCC, por su sigla en inglés) y la Alianza de la Industria Acuícola Canadiense (CAIA) valoraron esta semana el discurso de compromiso del Gobierno de su país que busca establecer una estrategia de desarrollo para la economía azul (relacionada con los océanos y mares).

“Canadá es una nación de agua. Con tres costas y algunos de los mayores recursos marinos y de agua dulce del mundo, las comunidades y familias confían en capturar el valor de nuestros recursos naturales”, destacó Tim Kennedy, presidente y director ejecutivo de CAIA, quien añadió que el Gobierno de Canadá, en su Discurso a la Nación, reconoció que “es hora de que tengamos una estrategia de economía azul para ayudarnos a asegurar de manera sostenible todo nuestro potencial económico”.

Durante la pandemia del Covid-19 (coronavirus), la demanda de pescado y mariscos está aumentando más que casi cualquier otra categoría de alimentos. Al mismo tiempo, los canadienses están cada vez más preocupados por la seguridad alimentaria y la creación de empleo estable.

LEA >> SeaBOS pide a los gobiernos apoyar a los tripulantes y trabajadores del mar

En ese contexto, de acuerdo con Kennedy, a pesar de las muchas dificultades durante este período del Covid, “actores del sector acuícola y pesquero han mostrado una gran resistencia y estabilidad, y continúan creando empleos y proporcionando un suministro de alimentos local estable”.

LEA >> Cermaq Canadá incorpora nueva tecnología para el tratamiento del piojo de mar

Una estrategia de economía azul representa la gran oportunidad de desarrollo sostenible para el sector acuícola y pesquero de un país. Es que, a través de objetivos visionarios y aspiracionales, se puede liberar todo el potencial innovador de una nación para producir los mejores y más altos productos del mar del mundo, sostiene tanto la FCC como la CAIA.

LEA >> Promueven el consumo de productos del mar en tiempos de pandemia

“Con una producción de alimentos marinos líder en el mundo y una fuerza laboral talentosa, los productores de pescado y mariscos de Canadá están listos para trabajar en asociación con nuestro gobierno para aprovechar este potencial de recuperación económica en las comunidades costeras, indígenas y rurales que dependen de nosotros”, dijo el presidente de la FCC, Paul Lansbergen, agregando que “el momento de la innovación económica liderada por nuestros océanos es ahora”.

LEA >> Sunil Kadri: “La tecnología disruptiva implica mucho más que lanzar una innovación”

Para cerrar, tanto Kennedy como Lansbergen enfatizaron que Canadá necesita volver a enorgullecerse de su sector acuícola-pesquero y, de este modo, estimular el desarrollo de las comunidades costeras y la creación de empleo, la producción sostenible de alimentos y la reconciliación con las Primeras Naciones (pueblos originarios).

*La foto destacada es de contexto.