SeaBOS, que incluye a directores ejecutivos (CEO, por su sigla en inglés) de diez de las empresas de productos del mar más grandes del mundo, está pidiendo a los gobiernos que aborden urgentemente la crisis humanitaria, de seguridad y económica en la industria de los alimentos acuícolas-pesqueros y el transporte marítimo, que se ha generado -según la entidad- por las restricciones al movimiento de las tripulaciones dentro y fuera de los barcos durante la pandemia por el Covid-19 (coronavirus).

Shigeru Ito, quien es presidente de Maruha Nichiro, considerada la compañía de productos del mar más grande del mundo, y presidente de la asociación Seafood Business for Ocean Stewardship (SeaBOS), enfatizó: “Es vital reconocer a la gente de mar como trabajadores clave y tener procedimientos seguros y rápidos con visado y exenciones de cuarentena, para que los cambios de tripulación pueden ocurrir en los buques, a nivel mundial. Apoyamos los llamamientos a los gobiernos para que aborden urgentemente la crisis”, añadió Ito.

Por su parte, la directora ejecutiva de Skretting, directora de operaciones de Nutreco y vicepresidenta de SeaBOS, Therese Log Bergjord, subrayó que los suministros mundiales de productos del mar dependen de las personas. Y ahondó: “Se estima que hay 300.000 marinos mercantes, incluidos tripulantes de pesca y de acuicultura, varados en el mar y en puertos de todo el mundo, sin poder regresar a casa o hacerse a la mar. Esta crisis afecta a todos: el transporte marítimo y la pesca-acuicultura, que son un componente crucial de la economía global”.

ONU

Es por lo anterior que SeaBOS está apoyando los llamados a los gobiernos para que implementen medidas que faciliten el movimiento de la gente de mar y el personal de los buques pesqueros y acuícolas, como lo describen las agencias de la ONU, como la Plataforma de Acción del Pacto Mundial de las Naciones Unidas para el Negocio Oceánico Sostenible; la Organización Marítima Internacional; la Organización de Aviación Civil Internacional; y la Organización Internacional del Trabajo (vea la Circular de la OMI No 4204_Add.18).

Los miembros de SeaBOS operan o compran mercancías de decenas de miles de embarcaciones pesqueras y acuícolas en todo el mundo, lo que requiere cientos de miles de tripulaciones, transportistas, trabajadores portuarios y proveedores para entregar los productos finales al consumidor. Y, de acuerdo con lo argumentando por la entidad, un número creciente de empresas del sector no pueden suministrar a los mercados los productos del mar necesarios, ya sea debido a la incapacidad de trasladar a los trabajadores hacia y desde los buques y establecimientos de acuicultura, o por retrasos en el envío y desafíos de la cadena de suministro.

Los productos del mar se encuentran entre los alimentos básicos más comercializados en el mundo y dependen de los pescadores y los trabajadores de la acuicultura para producirlos; junto con los operadores de poscosecha y los trabajadores del transporte, para entregarlos a los mercados clave para alimentar al mundo, puntualiza SeaBOS.

LEA >> Dirigentes de la pesca explicaron: ¿Por qué se necesita un Ministerio del Mar en Chile?

Citas de directores ejecutivos de SeaBOS

Corea: Dr. Myoung Woo Lee, director ejecutivo de Dongwon Industries: “Compartimos las preocupaciones mundiales sobre el Covid-19 y cómo está afectando cada minuto de nuestras vidas actualmente. Aunque debemos hacer todo lo posible para evitar la propagación de la pandemia, también debemos mirar a otras partes del mundo. Tenemos tripulaciones y observadores a bordo de nuestra flota que no han podido regresar a casa o incluso desembarcar embarcaciones debido a las regulaciones por el Covid-19. Respetamos plenamente las regulaciones de los gobiernos y sus preocupaciones, pero hay que hacer algo para aliviar los tiempos difíciles que atraviesan los marinos mercantes”.

Tailandia: Khun Prasit Boondoungprasert, director ejecutivo de CP Foods, reforzó “el papel fundamental de la cooperación internacional entre el gobierno y la industria para resolver la creciente crisis”.

Noruega: Geir Molvik, director ejecutivo de Cermaq: “La situación de los viajes de las tripulaciones hacia y desde los barcos está teniendo un impacto social y económico sustancialmente negativo a nivel mundial, además de crear una crisis humanitaria para los trabajadores del mar”.

Tailandia: Khun Thiraphong Chansiri, director ejecutivo de Thai Union: “Está claro que la coordinación internacional y un enfoque holístico e intergubernamental es clave para resolver este desafío”.

Japón: Makoto Inoue, presidente de Kyokuyo: “La acción es esencial para garantizar que podamos seguir cultivando y capturando productos del mar, y enviarlos para abastecer a los mercados mundiales, mientras cuidamos la salud y el bienestar de los trabajadores que producen esos alimentos”.

*La foto destacada es de contexto.