Al aplicar tecnología innovadora, Nuseed de West Sacramento, California, Estados Unidos, creó una fuente nueva y sostenible para un componente crítico de alimentos para la acuicultura. Como resultado, el producto de la compañía, Aquaterra®, fue seleccionado como uno de los tres finalistas para el Premio Anual de Innovación de la Alianza Global de la Acuicultura (GAA, por su sigla en inglés).

A través de la ingeniería genética, Nuseed convirtió las plantas de canola en prolíficas productoras de aceites omega-3 y otros ácidos grasos nutricionalmente importantes. Esta producción se puede utilizar en lugar de aceites de pescado capturado en la naturaleza como parte de la nutrición acuícola.

Los científicos lograron este resultado agregando genes de microalgas a la canola. Si bien las inserciones genéticas se han realizado durante años en una variedad de plantas y animales, la mayoría de ellas involucran solo uno o unos pocos genes, explica la gerenta general global de omega-3 de Nuseed, Benita Boettner.

“Tenemos siete genes de microalgas. Entonces, es una estructura o construcción muy compleja y sofisticada”, detalló la ejecutiva al Advocate de la GAA. Añadió que el socio técnico de Nuseed en la elaboración de este constructo fue la organización de investigación australiana CSIRO.

Insertar siete genes de microalgas fue tan difícil que inicialmente fallaron las primeras 100 muestras de canola modificada. La experimentación extensa finalmente condujo a la canola que tuvo un rendimiento constante en términos de aceite deseable. Por ejemplo, las pruebas muestran que el aceite de canola Nuseed tiene el triple del porcentaje de contenido de omega-3 en comparación con el aceite de canola estándar.

LEA >> Nuseed se asocia con ADM para procesamiento de su producto Aquaterra®, rico en Omega-3

El aceite de la canola alterada también tenía una cantidad significativa de EPA, DPA y DHA, ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga que se cree que desempeñan un papel importante en la disminución de la mortalidad de los peces, además de proporcionar una serie de beneficios nutricionales humanos. La cantidad de DHA y EPA fue aproximadamente la misma que se encuentra en el aceite de pescado, que contiene de 9 a 11 por ciento de DHA + EPA.

“Tuvimos que buscar una vía (bioquímica) eficiente”, puntualizó Benita Boettner al resumir el exitoso esfuerzo experimental.

Los estudios de campo indican que el aceite de canola de Nuseed puede proporcionar un beneficio cuando se usa en la alimentación, según Pablo Berner, Aquaculture Lead Chile de la empresa. Nuseed trabajó con socios para realizar tres ensayos a escala comercial en el país sudamericano en 2018 y 2019 en salmón Atlántico (Salmo salar), el mercado objetivo inicial de la empresa para su producto. Cada centro de cultivo tenía de 16 a 24 jaulas, con aproximadamente 40.000 a 50.000 peces en cada jaula. Había grupos de peces de control y experimentales.

“En las pruebas que hicimos en Chile, encontramos muy claramente la buena contribución de nuestra relación ‘aceite / pescado dentro / pescado fuera’ (fish-in/fish-out ratio) y también sobre el bienestar y la salud de los peces. Reconocimos una mortalidad más baja constante en los tres ensayos”, afirmó Berner.

Los ensayos mostraron una disminución en la mortalidad de los peces alimentados con Aquaterra como parte de su dieta, con tasas de inclusión que van del 1,49 al 1,90 por ciento. El aumento en la supervivencia de los peces resultó en más de 77 toneladas de ganancia de biomasa adicional en el grupo experimental sobre el grupo de control.

LEA >> Nuseed, apoyando el desarrollo sostenible de la salmonicultura chilena

La relación entre el total de omega-3, omega-6 y otros nutrientes en el aceite producido de canola ayudó a explicar los resultados, aseguró Berner, y aseveró que los “probadores de sabor” no podían diferenciar entre el pescado del grupo de control y el experimental.

El ejecutivo chileno añadió que “Nuseed, con Aquaterra, viene a contribuir con una herramienta para mejorar los OilMix en las dietas de salmones, complementando el uso de los aceites marinos, generando una oportunidad única para aumentar los niveles de Omega 3´s, mejorando de paso los índices de sostenibilidad FIFO y FFDRo”.

A diferencia de las algas, la producción de canola se puede aumentar para proporcionar una cantidad significativa de aceite omega-3, reduciendo así la presión sobre los peces capturados en la naturaleza, complementó Benita Boettner. Es que el uso de canola puede reportar otros beneficios ambientales, añadió. Por ejemplo, la canola puede ser parte de una rotación de cultivos, restaurando así el suelo y proporcionando cobertura durante los momentos en que los centros estarían en cosecha.

Relación con la agricultura

Los agricultores de Canadá, Australia y Estados Unidos cultivan más de 10 millones de hectáreas de canola anualmente, según documentos de Nuseed. Nuseed también afirma que una sola hectárea tiene el potencial de producir suficiente aceite omega-3 como 10.000 peces que pesan cada uno un kilogramo.

Además del alimento para el salmón, otros posibles mercados para el producto derivado de la canola incluyen otras especies de peces y animales que necesitan aceites omega-3 en sus dietas. La comida para mascotas, por ejemplo, podría ser una salida. También existe la posibilidad de un suplemento dietético para las personas, dijo Benita Boettner.

Añadió que el modelo de negocio de la empresa es trabajar con los agricultores para cultivar canola y luego Nuseed entrega el producto a los usuarios finales, en este caso formuladores de alimentos acuícolas. “Este enfoque de circuito cerrado ayuda a garantizar la calidad y el control, entre otras cosas, evitando que la canola modificada se mezcle con el cultivo estándar. Este método también alivia la carga de los agricultores al aliviarlos de la necesidad de encontrar un mercado o intermediario para el producto de aceite de canola rico en omega-3”, anotó Benita Boettner.

Nuseed tiene la aprobación regulatoria para cultivar canola en Estados Unidos, Australia y Canadá, recordó la ejecutiva, con aprobación para el aceite omega-3 en Australia y Canadá para su uso en alimentos y pellets. La aprobación regulatoria para alimentos y pellets está pendiente en Estados Unidos, y la compañía planea buscar la aprobación en otros lugares según sea necesario.

LEA >> Estados Unidos aprueba siembra de canola transgénica alta en omega-3

LEA TAMBIÉN >> Canadá aprueba aceite de canola de Nussed como seguro para la acuicultura

La firma está trabajando en varias otras iniciativas, agregó Benita Boettner, todas con un objetivo básico en mente: “La innovación en la que estamos enfocados es usar la agricultura y la tecnología de semillas para abordar los principales desafíos nutricionales y de sostenibilidad”. La ejecutiva adicionó que “gran mérito de esta nominación radica en la colaboración y apoyo transversal global que recibió Aquaterra desde la industria”.

Aquaterra y otros dos finalistas se presentarán en la próxima conferencia virtual GOAL 2020 de GAA, que se llevará a cabo del 5 al 8 de octubre. Los asistentes a GOAL votarán para seleccionar al ganador. Para obtener más información sobre cómo convertirse en miembro de GAA y asistir a GOAL, haga clic aquí.

LEA >> Confirman que GOAL 2020 será virtual y que Tokyo albergará la edición 2021

RELACIONADO >> Presentan nuevas tendencias en ingredientes y alimentos para la acuicultura

*Fotos: Nuseed | GAA.