Con el objetivo de producir ovas de corvina chilena de alta calidad para potenciar el desarrollo de la acuicultura a pequeña escala (APE), el Centro de Investigaciones Costeras (CIC) de la Universidad de Atacama (UDA) se adjudicó el proyecto de investigación en el Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC), denominado “Desarrollo reproductivo en hatchery para la corvina en la región de Atacama”, el cual está actualmente en ejecución y encabezado por el director técnico de la iniciativa, Dr. Edison Serrano Gutiérrez.

Al respecto, el investigador detalló que esta iniciativa se inició pensando en “economía en escala humana”, que permitiera generar un desarrollo alrededor de la acuicultura, así como diversificar la actividad pesquera artesanal de toda la macrozona norte. “Este laboratorio de reproducción busca controlar las variables medioambientales para manejar la reproducción de peces. Nuestro primer paso era habilitar la estructura del CIC; y ahí hemos estado concentrado nuestros esfuerzos en el primer año de proyecto. Es un desafío muy grande”, subrayó el Dr. Serrano.

A su vez, precisó que dentro del equipo de investigadores del proyecto está Hernán Pérez, doctor en fisiología aplicada a la acuicultura, director alterno del proyecto; René Manríquez, doctor en acuicultura, además de dos profesionales que están encargados del manejo de los peces y de la implementación de los sistemas de recirculación del laboratorio. “A partir de marzo debería incorporarse otra investigadora, experta en reproducción de peces”, añadió el Dr. Serrano.

Aporte regional

El proyecto FIC “Desarrollo reproductivo en hatchery para la corvina en la región de Atacama” busca diversificar la matriz productiva acuícola regional en el mediano plazo, transformar pequeños y medianos pescadores y/o acuicultores a cooperativas comercializadoras de un producto gourmet de alto valor, además de estrechar vínculos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) con instituciones nacionales e internacionales.

“Los beneficiarios directos son las caletas de pescadores de la zona, quienes van a poder utilizar las tecnologías una vez se desarrolle. También estamos evaluando cómo va a ser el impacto real con la comunidad en la que estamos insertos, ya que la sustentabilidad del proyecto no está garantizada del punto de vista económico. Es necesario, entonces, que dentro de los asociados estén organismos públicos y privados que financien este tipo de iniciativas u industrias relacionadas con la pesca artesanal”, explicó el investigador.

En este contexto, durante octubre próximo se realizará un seminario de vinculación con los beneficiarios del proyecto, con la finalidad de explicar el objetivo y los alcances de la mencionada iniciativa.

Vinculación

Dentro de este escenario, el Dr. Edison destacó el convenio de cooperación que se mantiene con la Universidad Arturo Prat (UNAP), el cual permitirá la realización de actividades científicas conjuntas en el manejo reproductivo de corvina.

“La UNAP contaba con un grupo de peces con potencial reproductivo de un proyecto que ya había finalizado, y con la finalidad de dar continuidad a la investigación, nos facilitaran estos individuos que van a llegar en Caldera en diciembre, una vez que tengamos listo nuestro laboratorio”.

“Una de las características más relevantes del laboratorio es que cuenta con un sistema de control de luz que permite ajustar la duración de los días y noches, simulando una estación del año específica. El control de este factor abiótico es relavante para gatillar los procesos reproductivos en los peces. Para la implementación de esta tecnología estamos trabajando con Luxmeter Energy, una empresa de base tecnológica ubicada en Puerto Montt (región de Los Lagos) que se dedica exclusivamente al desarrollo de sistemas de iluminación para la acuicultura”, agregó el investigador.

Igualmente, mencionó que se está trabajando en conjunto con el Laboratorio de Biología Molecular UDA para el desarrollo de marcadores moleculares, que determinará sexo y análisis hormonales de los peces. “También estamos enfocados en el desarrollo e implementación de estrategias para el manejo nutricional de la corvina, para lo cual estamos trabajando en la formulación de un alimento que cubra sus requerimientos nutricionales durante la etapa de maduración sexual”, dijo el experto.

En cuanto a integración con la vinculación institucional, la tecnología que el proyecto desarrollará ha sido escogida por sus méritos de novedad, alto potencial de escalamiento y valor de innovación por la iniciativa del Ministerio de Educación (Mineduc) denominada “Fortalecimiento de la Investigación y Docencia”, mediante el diseño e implementación de un Modelo de Vinculación Bidireccional, en la cual los investigadores del proyecto participan activamente en su mesa de trabajo del Comité Asesor Público Privado de la Acuicultura de la Región de Atacama (Cappara).

Proyecciones

Según lo explicado por el investigador del CIC, en el futuro se espera trabajar con otras especies, ya que el laboratorio de reproducción se diseñó con el objetivo de que sea multipropósito.

De igual manera, enfatizó que “como investigadores del CIC, pensamos en las posibilidades de posgrado dentro del área, porque es fundamental crear programas de magíster, diplomado, que generen una contribución importante en el capital humano avanzado de la región de Atacama”.

“La Universidad de Atacama es minera, no tenemos carrera en acuicultura, por ende, es muy relevante empezar a asociarnos con otras universidades de la zona norte, porque vamos a tener capacidades que ellos no tienen y es una forma de hacer trabajo cooperativo y crecer en conjunto”, finalizó el director del proyecto.

*Fotos: gentileza CIC-UDA.