El estudiante de posgrado del Núcleo Milenio de Salmónidos Invasores (Invasal) Francisco Llanquín Rosas lleva a cabo una interesante investigación científica que consiste en evaluar cómo afecta la presencia de salmónidos invasores en ecosistemas de agua dulce, dilucidando los efectos y consecuencias que estaría causando sobre las comunidades bentónicas (zoobetos y fitobentos).

Esta evaluación se realizará con técnicas moleculares basadas en la detección de ADN ambiental y también el uso de análisis de isótopos estables, para determinar posiciones tróficas en el ambiente de los grupos comunitarios en el ambiente acuático.

“Este estudio es importante, ya que esta línea investigativa aporta información de cómo se comportan las dinámicas comunitarias ante la presencia de especies que no pertenecen al ambiente (especies invasoras) en su contexto histórico natural, con el fin del fomentar estrategias de manejo en preservación y conservación de la biodiversidad en sistemas acuáticos”, dice Francisco Llanquín, estudiante de Magíster en Ciencias Biológicas de la Universidad de Chile (UChile).

El objetivo de este estudio se enmarca en el proyecto Fondecyt (Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico) de iniciación del investigador joven del Invasal Dr. Claudio Quezada-Romegialli, y apunta a estudiar los efectos que genera una especie invasora en diferentes niveles jerárquicos tróficos: población, comunidad y ecosistema.

LEA >> La labor del Invasal en el monitoreo científico ante escapes de peces

En su investigación, Francisco Llanquín trabajará con el pez invasor Oncorhynchus mykiss (trucha arcoíris) y una o dos especies ícticas nativas, que son el bagre Trichomycterus areolatus y la carmelita Percilia gillissi.

“En un comienzo íbamos a hacer experimentos de campos en el lago Chungará (altiplano), pero debido a la pandemia se tuvo que modificar la experimentación y las especies de estudio (en un principio sería la trucha arcoíris y el pez endémico del lago Chungará Orestias chungarensis). Ahora se va a realizar un experimento de mesocosmos y se trabajará en zona mediterránea en la región de Valparaíso”, precisó Llanquín.

LEA >> En el Chungará: Investigan amenaza de truchas y salmones sobre peces nativos

Los resultados esperados de esta investigación contribuirán a cuantificar el cambio del ecosistema después de que haya tenido lugar un fenómeno de invasión y a pronosticar los efectos que genera una especie invasora.

LEA >> Revelan migraciones del salmón chinook del Toltén

RELACIONADO >> Finalizó veda del salmón chinook en la cuenca del Toltén

“Este estudio es novedoso, ya que se mezclarán dos técnicas relativamente nuevas en el ámbito de la ecología acuática (ADN ambiental e isotopos estables). Los resultados contribuirán con información que puede aportar al conocimiento de biólogos de invasiones y a ecólogos a cuantificar cambios o alteraciones en el ecosistema después de un fenómeno de invasión”, sostiene el estudiante de posgrado del Invasal.

El rango de fechas para este estudio está estimado entre noviembre de 2020 y finales de 2021. Francisco Llanquín trabaja junto con el Dr. Claudio Quezada, profesor asociado de la Universidad de Playa Ancha, quien es su cotutor y profesor patrocinador de su tesis de magíster con su proyecto Fondecyt de iniciación N°11181259, y también con su profesor tutor de magíster, Dr. David Veliz, profesor asociado de la UChile. En el contexto de esta investigación, Francisco Llanquín también está trabajando junto con miembros del Laboratorio de Limnoecología de la Universidad de Playa Ancha (UPLA).

“Este trabajo hace sinergia con el quehacer del Invasal, ya que aporta información dentro de las líneas de investigación que tiene el Núcleo Milenio como el de Interacciones Ecológicas y el Manejo y Control de Salmónidos Invasores en Chile, donde se estudiarán aspectos de las interacciones entre una especie invasora y especies nativas, y cómo la presencia de un espécimen exótico afecta a otros componentes bióticos como la estructura de comunidades de zoobentos y fitobentos”, recalcó Francisco Llanquín.

LEA >> Incar e Invasal: Publican policy brief sobre escapes de salmónidos

LEA TAMBIÉN >> Escape de peces: Los eventos que han afectado este año a la salmonicultura nacional

Es así como este estudio permitiría reunir evidencia experimental sobre el desplazamiento de nicho isotópico y cambios en posición trófica de especies ícticas nativas, además de dilucidar cambios en la composición comunitaria de invertebrados acuáticos y biomasa de microalgas en respuesta a la introducción de una especie exótica.

Una de las proyecciones es proponer modelos de estructura trófica en ecosistemas de agua dulce, para así evaluar el estado de amenaza de poblaciones de especies nativas, aportando información para el manejo y conservación de estos sistemas.

*Fotos: imagen de portada, Oncorhynchus mykiss. Imagen de cierre, Trichomycterus areolatus. Ambas, gentileza del Dr. Claudio Quezada-Romegialli.